0
Publicado el 23 Julio, 2019 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Epitelio humano

La piel preserva al organismo de agentes externos y fija la disposición de cabellos y uñas, sugerencia de Ana Victoria Sáenz, de La Habana
Epitelio humano.
El principal componente de la piel es la queratina y la melanina, el pigmento que le da color. (Foto: wikimedia.org).

A cargo de YAMILA BERDAYE

La palabra epidermis proviene de un vocablo griego. Es un concepto anatómico que describe el tejidoque recubre la superficie corporal de todas las especies animales y de forma diferente también de los vegetales.

En los vertebrados está compuesta de repetidas capas de células, superpuestas, mientras que en los invertebrados por una única capa. La epidermis en los seres humanos, y en el resto de las especies vertebradas, es la capa superficial de la piel, órgano que cubre todo el cuerpo con un peso aproximado de cinco kilogramos y un espesor variable de entre 0.5 a 4 milímetros aproximadamente. La piel ejerce, principalmente, la función de protección.

A las enfermedades de la piel se les conoce como dermatitis y son atendidas por los médicos especialistas en dermatología; entre ellas tenemos los trastornos conocidos como el acné y la psoriasis.

Sin embargo, se cree que la epidermis humana tiene una sorprendente diversidad de hongos. Expertos del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, de Cuba, estudiaron genéticamente los colonizadores de la piel y concluyeron que la mayor variedad fúngica se concentra en talones, uñas y dedos de los pies.

Los científicos secuenciaron el ADN de 14 sitios del cuerpo humano y suponen que hay hasta 80 tipos de hongos distintos que se reparten de manera diferenciada. Un artículo publicado en el año 2013 por la revista Nature reporta la frecuencia de Aspergillus, Cryptococcus, Rhodotorula y Epicoccum, aunque, en contraste, la biodiversidad de estos microrganismos es mínima en lugares como cabeza y espalda, donde predomina un solo tipo de ellos, el género Malassezia.

Otro resultado sorprendente es el relacionado conlas manos que, a pesar de cobijar gran diversidad de bacterias, albergan poca diversidad de hongos. No obstante, en la parte posterior del cuello, orejas y entrecejo los investigadores hallaron de dos a 10 géneros.

Ya pesar de que el cuerpo humano es un caldo de cultivo riquísimo para este tipo demicrorganismos, estos son difíciles de reproducir y estudiar en el laboratorio, lo que complica el diagnóstico y tratamiento de las infecciones fúngicas que producen, según criterios científicos. Por otra parte queda claro que la definición de poblaciones de hongos en la piel facilita investigaciones sobre las enfermedades dermatológicas que causan.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye