0
Publicado el 30 Julio, 2019 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Otra sintomatología

Qué es el síndrome de la autocervecería, interés de Lázaro Díaz, de Mayabeque
Otra sintomatología.
Es muy difícil para cualquier persona estar ebria sin haber bebido, porque su propio organismo produce la cerveza. Esta es una rara enfermedad que reporta varios casos. (Foto: alertadigital.com).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Un exsoldado de Oregon, E.E.U.U., Ray Lewis, empezó a sentirse enfermo en el año 2014; insistía en sufrir síntomas propios de una resaca, aunque valga aclarar que el hombre aseguraba no haber bebido. Sin embargo, un año más tarde le diagnosticaron el síndrome de la embriaguez automática, trastorno médico en que el estómago convierte los alimentos ingeridos –azucares y carbohidratos– en alcohol.

El igualmente conocido como síndrome de fermentación del intestino es un trastorno severo y poco estudiado; un problema serio, al decir de los médicos, porque la persona que lo sufre padece los mismos efectos fisiológicos que si abusara de la bebida durante toda la vida. Tampoco tiene cura, pero una dieta rica en verduras de hojas verdes y proteínas podría ayudar.

Al respecto aparece un artículo en la revista Medicine Science Law, en el que se explica que grandes cantidades de levadura en el intestino convierten literalmente la comida que se consume en cerveza.

Según los investigadores, el proceso se basa en el etanol que se produce del contacto de los azúcares de algunos alimentos con la levadura, lo que da lugar a la “embriaguez accidental”.

Se reportan pocos casos en el mundo con el síndrome de la autocervecería, sobre el cual los médicos advierten que el consumo de algunos fármacos quizás también podría provocar esta rara enfermedad.

A propósito del tema también hay malas noticias para los amantes del líquido. El cambio climático amenaza al mundo con sequías, inundaciones e incendios; mientras que un reciente estudio alerta que la producción de cerveza se puede ver afectada. La investigación expone que grandes productores, como Alemania o Bélgica, podrían reducir sus elaboraciones casi en 40 por ciento.

Debido al cambio de clima atribuido, directa e indirectamente, a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera, es probable que los efectos y daños causados conduzcan a fuertes caídas en los rendimientos de la cebada, un ingrediente esencial de la cerveza. Los investigadores indican que las sequías y las olas de calor causarían disminuciones en la producción del grano de hasta un 17 por cientoen países donde más se cosecha este cereal.

Por su parte, el doctor Steven Davis, de la Universidad de California en la ciudad estadounidense de Irvine y coautor de la investigación, comentó: “El mundo enfrenta muchos impactos del cambio climático que ponen en peligro la vida, por lo que las personas que tienen que gastar un poco más para beber cerveza pueden parecer triviales en comparación”.

Otra cosa, la cebada de mejor calidad se dedica para la producción de cervezas, por lo que entonces la media de los precios se podría duplicar como resultado de los problemas medioambientales. Los principales exportadores mundiales del cereal son Australia, Francia, Rusia, Ucrania y Argentina, seguidos por algunos otros países europeos.

Dabo Guan, profesor titular de economía del cambio climático de la Universidad británica de East Anglia, es autor principal de un estudio en el que expresa: “Los problemas con la cerveza palidecen en comparación con otros inducidos por el clima, como la seguridad alimentaria, los daños causados por las tormentas y la escasez de agua dulce”.

Los resultados de la investigación, publicada en la revista científica Nature Plants, indican que, aun cumpliendo con lo que pide la ONU sobre el cambio climático y empezando ahora mismo con excelentes cuidados al respecto, habrá un aumento de los fenómenos climáticos extremos.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye