0
Publicado el 3 Diciembre, 2019 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Necesidad y sensatez

Las personas que duermen mucho pudieran experimentar declive cognitivo, tema que nos propone Alaín Correa, de Artemisa
Necesidad y sensatez.

El sueño es un estado fisiológico, como regla beneficioso, sin excesos. (Foto: elespanol.com).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Según lo que reportan algunas fuentes consultadas, las personas que dedican al sueño más tiempo del necesario pudieran padecer deterioro cognitivo y hasta demencia; en contraste, para quienes duermen como promedio las ocho horas recomendadas como regla, la inclinación en la misma escala sería menor. Y aunque no parece estar aclarada la relación causa-efecto, los investigadores ocupados del asunto están adelantando dos probables hipótesis: que el exceso de sueño sea un signo precoz del deterioro cognitivo o que dormir en demasía pudiera dañar de algún modo al órgano pensante.

También se advierte de que cuando se ha dormido mal por preocupaciones, calor, frío o cualquier otra molestia; o se tiene sueño durante el día porque no se descansa lo necesario, o aparecen pesadillas de vez en cuando, no siempre ello significa que se padezca un trastorno del sueño, ni que se necesite tratamiento médico. Solo cuando algunas de estas situaciones se hacen permanentes, se aconseja buscar ayuda profesional, pues quizá se estaría frente a un problema de salud.

Algunos expertos asocian el buen dormir al propósito de perder peso excesivo, y llegan a afirmar que, combinada con una dieta adecuada, una noche de sueño reparador pudiera ayudar a eliminar una importante cantidad de grasa, aunque solo si se logra alcanzar las fases más profundas del sueño.

La clave estaría, según las mismas fuentes, en cuidar y respetar al máximo las horas de sueño, lograr el descanso necesario, reconfortante, y al mismo tiempo mesurado, sin los excesos innecesarios y casi nunca aconsejables.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye