0
Publicado el 10 Diciembre, 2019 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Reproducción en plantas

Cómo ocurre el sexo en las plantas, interrogante de Daimelis Rojas, de La Habana
Reproducción en plantas

La reproducción sexual de las plantas, es proceso complejo. Tiene lugar cuando se funden las células femeninas y masculinas de las plantas. (Foto: palmitospark.es).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Conocemos sobre el polen y las flores, pero ciertamente, cómo tienen sexo las plantas. Los científicos igualmente han carecido de discernimiento sobre el tema, sin embargo, un estudio del año 2018 dio una idea, quizá la más acertada de cuán complejo es realmente la sexualidad entre ellas. Incluso se logró grabar un vídeo acerca del asunto.

Informa la revista Technology, que  un equipo de la Universidad McGill, –Montreal, Canadá– pudo observar cómo los espermatozoides de las plantas fertilizan óvulos.

Pero, de qué manera ocurre esto. Las plantas hacen crecer unos tubos que llevan el polen (esperma) hasta los óvulos (en el pistilo). El crecimiento va de uno a dos centímetros por hora dentro de los cuencos de las flores. Algunos llegan a medir hasta 30 centímetros y son delgados como un pelo humano pero son tan fuertes que son capaces de ejercer una presión que atraviesa cualquier obstáculo natural a su paso.

Explican los investigadores que para poder ver cómo entran en acción las plantas, o sea conocer también su desarrollo fue necesario crear una especie de micro laboratorio para estudiar el crecimiento de un tubo de polen en directo. Así lo revela la líder del proyecto, Anja Geitmann: “Hemos podido saber lo que sucede dentro del tubo de polen mientras este crecía. Además descubrimos que la presión del agua, así como la fuerza que estas pequeñas células ejercían a medida que ejercían una fuerza de empuje a través del tejido vegetal para llegar a su destino, era el equivalente al aire que inyectamos en unas ruedas de un coche para hacerlo rodar”.

“Lo que es aún más emocionante es que descubrimos que cuando el tubo de polen encuentra un obstáculo, cambia su patrón de crecimiento, lo que sugiere que las células son capaces de sentir y responder a la resistencia física en su entorno. Es muy emocionante poder ver este proceso, y nos deja con muchas preguntas interesantes por delante sobre la comunicación entre hombres y mujeres”. Se pudo demostrar cómo se desarrolla el proceso de reproducción sexual y la presión con que se realiza.

Otra cuestión importante es saber que las plantas al igual que los animales pueden extinguirse. Por ejemplo, las plantas con semillas del mundo han estado desapareciendo a una tasa de casi tres especies al año desde el año 1900.

El proyecto examinó a más de 330 000 especies y encontró que las plantas que crecen en las islas y en los trópicos son las más propensas a ser declaradas extintas. Los árboles, arbustos y otras plantas arboladas tienen la mayor probabilidad de desaparecer, independientemente de dónde se ubiquen. Esta investigación puede ser evidencia sólida y valiosa en la ayuda ante los esfuerzos de conservación.

El trabajo proviene de una base de datos compilada desde el año 1988, por el botánico Rafaël Govaerts de los Jardines Reales en Londres, para rastrear el estado de todas las especies de plantas conocidas. Creó una lista de especies de matas con semillas que se descartaron, y anotó qué especies se habían considerado extintas, pero luego fueron redescubiertas. En el año 2015, Govaerts, y la bióloga Aelys Humphreys de la Universidad de Estocolmo, compararon las tasas de extinción en diferentes regiones y sus características.

Se declaró que aproximadamente 1 234 especies se habían reportado extintas desde la publicación del compendio de variedades de plantas de Carl Linnaeus, en el año1753. Pero más de la mitad de ellas fueron redescubiertas o reclasificadas como otros géneros vivos, lo que significa que aún hay 571 extintas.

La flora en áreas megadiversas y poblaciones humanas en crecimiento, como Madagascar, las selvas tropicales de Brasil, India y Sudáfrica, están en mayor riesgo. Sin embargo, las tasas de extinción en los trópicos están más allá de lo que los investigadores esperan, incluso cuando explican la mayor diversidad de especies y en las islas son particularmente sensibles porque es probable que contengan variedades que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo y son especialmente susceptibles a los cambios ambientales.

Algunas especies de plantas están extintas funcionalmente y presentes solo en jardines botánicos, o en cantidades tan pequeñas en la naturaleza que se piensa no sobrevivirán. Además, pocos investigadores tienen los recursos para encontrar una género de planta que creen podría haberse extinguido.

¡Atención! los paisajes pueden cambiar mucho en breve tiempo, por lo que resulta difícil saber si una especie realmente ha desaparecido sin un extenso seguimiento. Entonces, nos toca a todos la responsabilidad de cuidar el entorno y ser bien responsable con él.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye