0
Publicado el 11 Febrero, 2020 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Curiosidades

Acerca de Antoine de Saint Exupéry, pregunta Beatriz Herrera, de Artemisa
Curiosidades.

Una de sus obras más difundidas es El Principito, que ha trascendido el tiempo entre niños, adolescentes y adultos. (Foto: sepaargentina.com).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Escritor y aviador francés, famoso por su novela, El Principito, del año1943. Nació el 29 de junio de 1900, en Lyon, en el seno de una familia aristocrática. Se dice: era un héroe de la vida real, porque miraba aventura y peligro con ojos de poeta y quizá hasta desde el punto de vista de un niño.

Investigadores de su vida y obra apuntan que fue un chiquillo inventivo, realizaba experimentos en la bañera, colocaba alas en su bicicleta y escribía poesía sobre su hogar compuesto por cuatro hermanos y su madre. También se cree fue marcado profundamente por dos muertes en su juventud: su padre Jean en el año 1904 y su hermano menor Francois –que le era muy cercano–, en 1917.

En una entrevista que se le realizara en el año 1941, Saint-Exupéry reveló que el primer libro que amaba era una colección de cuentos de hadas de Hans Christian Andersen.

Estudió Arquitectura en la Escuela de Bellas Artes de Francia, no terminó la carrera y tiempo después se volvió implacable en su búsqueda de convertirse en piloto. Sin embargo, consiguió trabajo entregando correo aéreo con Aéropostale, en África del Norte y América del Sur.

Se cree que era un volador distraído, se dice que encontraba trozos de papel en la cabina y en ocasiones se negaba a aterrizar hasta que terminara la novela que leía en ese momento. Durante su tiempo en Aéropostale, propagó su primer texto, un cuento llamado L’ Aviateur, que sale a la luz el 1º de abril del año 1926. Siguió escribiendo y en 1929 publica su primer libro: la novela Southern Mail, inspirada en sus propias experiencias como piloto.

Para el año 1931, se casó con la escritora y artista salvadoreña Consuelo Suncin. Fue una relación tormentosa, separándose y reuniéndose a través de los años. No obstante, ella es considerada la musa del escritor francés.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, Saint-Exupéry comenzó a volar en misiones de reconocimiento –se dice que eran casi suicidas–, hasta la caída de Francia. Publicó Flight to Arras en febrero del año 1942, relato de su vivencia durante la guerra y fue el título editorial de  más rápida venta de Reynal & Hitchcock en la historia.

Luego, Consuelo alquila una mansión en Long Island para animarlo y gran parte del Principito se escribió en esa casa. Hay muchas fuentes obvias de inspiración en la vida de Saint-Exupéry para El Principito: su accidente en el desierto de Libia en diciembre del año 1935 y su borrascosa relación con su esposa, por ejemplo.

El Principito hace seis paradas antes de llegar a la tierra donde se encuentra con un borracho, un rey egomaníaco,  muy vanidoso, un hombre de negocios ocupado, un farolero miserable y un geógrafo de sillón. Entonces cuando se le preguntaba a Saint-Exupéry de dónde había venido este pequeño personaje, decía: “Un día miré una hoja de papel en blanco y una figura me miró y dijo soy el principito”.

El libro se publicó en inglés y francés en Estados Unidos y Canadá el 6 de abril del año 1943, pero no así en su Francia natal, donde se conoció después de la guerra. La obra estuvo en la lista de las más vendidas y fue sensación. Para el otoño de 1943, había saltado en adquisición las 30 000 copias en inglés y 7 000 en francés. Se sabe además, que el libro se lo dedicó a Leon Werth, en su etapa de niño, un crítico de arte judío francés, ensayista y amigo cercano.

Argumentan los investigadores que antes de abandonar los Estados Unidos para unirse a la guerra, –de la cual no regresaría–, el escritor visitó a su amiga, la periodista estadounidense Silvia Hamilton Reinhardt, le entregó su manuscrito de El Principito y dijo: “Me gustaría tener algo espléndido para que me recuerdes, pero esto es todo lo que tengo”.

El 31 de julio de 1944, Saint-Exupéry partió de la isla de Córcega en su décima misión de reconocimiento, a bordo de un Lockheed P-38 Linghtning, –uno de los cazas estadounidenses más importantes de la Segunda Guerra Mundial, así como también uno de los más famosos, rápidos y poderosos– y nunca regresó. Su muerte es un misterio sin resolver, no se sabe si fue derribado, sufrió una falla mecánica o murió por suicidio.

Descripción:  En 1941 Saint-Exupéry reveló que el primer libro que amaba era una colección de cuentos de hadas de Hans Christian Andersen.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye