1
Publicado el 17 Marzo, 2020 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Sin preocuparnos

Comer pizza sin engordar es posible, propuesta de Leonel Díaz, de Artemisa
Comer pizza

Es importante identificar la pizza que se ajuste a una combinación de ingredientes saludables. (Foto: sopitas.com).

Generalmente, la pizza es placer irresistible como peligrosa para la dieta. Si hablamos de faltas culinarias, seguramente hay pocos productos tan universalmente extendidos y a la vez, tan denostados por los nutricionistas. Opinión contundente.

En esta cuestión ha querido adentrarse el chef italiano Pasquale Cozzolino, autor del libro: The Pizza Diet., donde enseña a disfrutar del alimento y a la vez reducir grasas, carbohidratos, calorías y así no preocuparnos por engordar.

Es importante saber identificar aquella pizza que se ajuste a una combinación de parámetros e ingredientes saludables. Así cubriremos nuestras necesidades de calcio, de fibra, de proteínas y de licopeno. Estos son algunos consejos: consume la de masa fina, evita las carnes saladas y añadir proteínas magras: sumar proteínas ayuda a llenarse rápidamente, pero no debería hacerse de cualquier manera, clásicos como el bacon o las salchichas están llenos de grasas saturadas insalubres y sal. El pollo a la plancha, el jamón en lonchas o las anchoas (una gran fuente de grasas saludables) son mejores opciones.

Añade verduras: es posible reducir el índice glucémico de una pizza añadiendo ingredientes ricos en fibra y proteínas. Es decir, si una pizza de queso tendría un valor del 80 por ciento en el índice, una pizza de verduras tendría un 49 y cuidado con la berenjena, a menudo llega frita o empanada a la pizza y puede hacer más daño que bienestar.

Los mayores beneficios que podrás extraer de una pizza provienen de las salsas de tomate ricas en licopeno, un antioxidante que podría ayudar a prevenir el cáncer.

Controla la cantidad de queso, el extra es una tentación fácil que puede echarlo todo a perder. Sin excesos igual mantiene su sabor y puede reducir hasta un 50 por ciento la grasa saturada.

Limpia la abundancia de aceite: si ves una laguna de aceite flotando sobre el queso de tu pizza, elimínalo con una servilleta. Con este gesto puedes ahorrar unas 50 calorías.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye