0
Publicado el 21 Abril, 2020 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Vibraciones básicas

Cuántas emociones existen, sugerencia de Daysi Peña, de Artemisa
Vibraciones básicas.

Conocer, controlar, manejar y expresar las emociones, conlleva grandes beneficios para las personas. (Foto: freepik.es).

A cargo de YAMILA BERDAYE

De acuerdo con Dacher Keltner, investigador de la Universidad de California en Berkeley, EE.UU., la enorme riqueza emocional humana no puede ceñirse a seis categorías clásicas: felicidad, tristeza, ira, sorpresa, miedo y asco. Habría que distinguir muchas emociones más: aburrimiento, admiración, adoración, alivio, anhelo, ansiedad, apreciación estética, repulsión, asombro, calma, confusión, deseo sexual, diversión, dolor empático, embelesamiento, excitación, horror, interés, ira, desasosiego, nostalgia, regocijo, romance, satisfacción, tristeza.

Las identificó al trabajar con más de 800 personas a los que analizó mientras veían videoclips, emocionalmente evocadores como: nacimientos y bebés, bodas y propuestas, muerte y sufrimiento, arañas y serpientes, actos sexuales, desastres naturales, naturaleza maravillosa y torpes apretones de manos.

“Sus respuestas reflejaron una variedad rica y matizada de estados emocionales, que van desde la nostalgia hasta sentirse asqueado”, dijo Alan Cowen, doctor en neurociencia en la citada universidad.

Asimismo, Keltner y sus colegas crearon un mapa interactivo multidimensional para mostrar cómo se relacionan sentimientos de envidia, alegría, orgullo y tristeza. “No tenemos grupos finitos de emociones en el mapa porque todo está interconectado”, dijo el autor. “Las experiencias emocionales son mucho más ricas y matizadas de lo que se pensaba”.

Finalmente, los investigadores resaltaron que a través de la investigación se busca ayudar a otros científicos a capturar con mayor precisión los estados emocionales que subyacen a los estados de ánimo, la actividad cerebral y las señales expresivas, lo que conducirá a mejores tratamientos psiquiátricos, una comprensión de las bases cerebrales de las emociones y una tecnología que responda a nuestras necesidades apasionadas.

El conocimiento y visión de nuestras emociones nos permiten no solo conocernos y saber cómo sentimos, sino que es un valioso recurso para poder interactuar con el resto del mundo y con uno mismo de forma saludable, adecuada y óptima.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye