1
Publicado el 5 Mayo, 2020 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Así pestañean

Los bebés parpadean menos, sugerencia de Leonel Luis, de Artemisa
Así pestañean.

Parpadeo, función esencial del ojo que a través de las lágrimas elimina irritantes de la superficie de la córnea y la conjuntiva.

A cargo de YAMILA BERDAYE

Explican médicos pediatras que cuando llegamos al mundo, apenas pestañeamos, prácticamente solo se cierran los ojos para dormir. Los bebés pestañean menos que los adultos, pero ¿por qué ocurre?

En un estudio reciente dado a conocer en la revista médica The Annals of Neurology, se explica –que en la investigación realizada– se cuantificaron los parpadeos espontáneos de niños y adultos, demostrando que mientras los bebés cierran los ojos menos de dos veces por minuto, adolescentes y adultos parpadean hasta 15 veces en el mismo plazo.

El primordial fin del pestañeo es humedecer el ojo y eliminar cualquier suciedad o partícula de la superficie de la córnea; parece lógico pensar que los pequeños necesitan menos protección, porque pasan más tiempo dormidos.

Pero a medida que crecen y se van espabilando, la frecuencia aumenta para lubricar sus ojos. Por otra parte, como han demostrado los científicos, el parpadeo espontáneo está regulado por el sistema dopaminérgico, que al principio no está desarrollado por completo. Incluso, se cree que si se registra cuánto abrimos y cerramos los ojos, se puede tener una idea del nivel de actividad de la dopamina, hormona del placer, de nuestro órgano pensante. Además, en relación con esto, se ha comprobado que los ancianos que tienen un comportamiento inflexible parpadean mucho menos que los que están más abiertos a las novedades.

En conclusión, los bebés pestañean menos, de hecho siete veces menos que los adultos, quienes lo hacen más para proteger sus ojos.

Por otra parte, varios estudios han concluido que el parpadeo lo regula la dopamina, ese neurotransmisor que como ya sabemos envía señales de nuestro cerebro al resto del organismo. Una investigación de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos, repasa las distintas razones que nos llevan a parpadear y establece una relación entre la dopamina y este acto involuntario.

Por el contrario, el parpadeo disminuye entre las personas con la enfermedad de Parkinson por la muerte de las neuronas productoras de dopamina, asegura la investigadora líder del estudio, Leigh Bacher.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye