0
Publicado el 4 Agosto, 2020 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Ludwig van Beethoven

En uno de los más importantes compositores de todos los tiempos, se interesa Herminia Urquiza, de Matanzas
Ludwig van Beethoven.

Es considerado el último gran representante del clasicismo vienés. (Foto: canalhistoria.es).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Considerado un prodigio musical desde pequeño, de origen germano, vivió entre 1770 y 1827 y, además de compositor fue director de orquesta y pianista. Logró hacer trascender la música del romanticismo e influyó significativamente en la creación musical del siglo XIX. Su arte se expresó en numerosos géneros y aunque las sinfonías le aportaron su mayor popularidad internacional, son también de gran impacto sus obras para piano y música de cámara.

Beethoven sufrió un tropezón en su carrera cuando a los 26 años de edad empezó a padecer de una sordera, que ya a los 45 le privó por completo de su facultad auditiva, aunque no le impidió continuar componiendo e interpretando su música. Sin embargo, una reciente investigación publicada en el British Medical Journal revela que su pérdida de audición interfirió notablemente en su ulterior estilo musical. Los investigadores examinan su trayectoria profesional en tres períodos y refieren haber encontrado una curiosa relación entre armonía y evolución de la sordera. En el segundo período, a partir de que empezó a tener problemas para escuchar los tonos más agudos, la música que compuso se percibe como más detenida o prolija en notas bajas y medias, es decir, que entonces iba usando las notas que él mismo pudiera escuchar. Y durante el tercer período, cuando ya la sordera era total, su obra vuelve a parecerse a la de su primera etapa, como si desde su portentosa memoria hubiese podido volver a escuchar perfectamente.

La Quinta Sinfonía, una de sus más conocidas y extraordinarias creaciones, fue compuesta durante el período medio, marcado por el comienzo de la sordera. De esta época es también la ópera Fidelio. Por otra parte, su Novena Sinfonía, declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, corresponde al momento tardío de su obra. Esos últimos años de su vida estuvieron marcados por una soledad y progresiva introspección, que no le impidieron concebir composiciones impresionantes y avanzadas.

En resumen, según las fuentes consultadas, entre lo más significativo de su creación se incluyen los géneros pianísticos (32 sonatas para piano), de cámara (16 cuartetos de cuerda, siete tríos, 10 sonatas para violín y piano), vocal (lieder y una ópera: Fidelio), concertante (cinco conciertos para piano y orquesta, uno para violín y orquesta) y orquestal (nueve sinfonías y oberturas). El cuarto movimiento de la famosa Novena Sinfonía en re menor, para coro, solistas y orquesta, está basado en la Oda a la Alegría, escrita por Friedrich von Schiller en 1785.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye