0
Publicado el 26 Enero, 2021 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Enigma de todos

Soñar es experiencia misteriosa y emocionante, a solicitud de Rebeca Fernández, de Artemisa
Enigma de todos.

Durante los sueños, visualizamos escenas, personajes y emociones. (Foto: plagiser.com).

A cargo de YAMILA BERDAYE

En la historia de la humanidad los sueños han jugado un papel importante en la vida de las personas, por ejemplo, en el nacimiento de la civilización mesopotámica, la mayoría de las decisiones de Gobierno se basaron en el significado de los sueños.

Cuando estamos dormidos –explican médicos especialistas en neurología, en un estudio del año 2015, publicado en la revista Neuron–, no todas las regiones del cerebro se desconectan al mismo tiempo. Una de las últimas en dormir es el hipocampo, estructura curva que se encuentra dentro de cada hemisferio cerebral, fundamental para mover información de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo. Si el hipocampo es el último en irse a pernoctar, a lo mejor también lo es en despertarse.

“Entonces, podríamos tener esta ventana donde te despiertas con un sueño en tu memoria a corto plazo, pero como el hipocampo aún no está completamente despierto, tu cerebro no puede mantener esa memoria”, dice el doctor Thomas Andrillon, al sitio web de noticias cientificas Live Science.

De esta manera se explica por qué los recuerdos de los sueños pueden ser fugaces, lo que no significa que el hipocampo haya estado inactivo durante toda la noche. Un hallazgo interesante es que muchas personas lo experimentan de manera similar. Además un número significativo de individuos dicen que sueñan con caerse, estar desnudos en público o perder los dientes, aunque los significados específicos de estos sueños varían según las circunstancias de cada cual y todos pueden estar relacionados con estrés o ansiedad.

Solo porque no se recuerden los sueños al despertar no significa que no se hayan tenido. Explican los investigadores que de manera general soñamos al menos cuatro o seis veces por noche, sobre todo durante la etapa REM (se caracteriza por alta actividad cerebral y es cuando aparecen los sueños), la más activa de este acápite. Un sueño puede durar segundos y otros hasta 45 minutos. No hay una cifra que los marque, sin embargo, se calcula como promedio unos 15 minutos de este lapso.

Argumentan también, que se suele soñar más a medida que avanza la noche, porque la etapa de sueño REM puede ir desde cinco minutos –cuando logramos quedar dormidos–, hasta 34 minutos, o hasta el despertar. Si duermes ocho horas, dos de ellas pueden ser soñando. Todo el mundo lo hace, pero no siempre es fácil recordarlos, se cree que generalmente se recuerda el último de todos.

Otro asunto es si ellos tienen colores. De acuerdo con un estudio de la revista American Psychological Association, antes de la invención del televisor, la mayoría de los sujetos aseguraban soñar en colores. Sin embargo, a partir de esta fecha los encuestados empezaron a recordar sus sueños en escala de grises. Cuando llegó la televisión en color, entonces también ellos volvieron a teñirse de tonalidades.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye