0
Publicado el 27 Abril, 2021 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Mamá de los bosques

Mamá de los bosques.

Amazonía, único bosque tropical que queda con tal tamaño y diversidad. (Foto: nature.org).

A cargo de YAMILA BERDAYE

A la selva Amazónica, también se le conoce como Amazonía y es el bosque tropical más grande del mundo, abarca 6.7 millones de kilómetros cuadrados repartidos entre nueve países: Brasil, Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Venezuela, Guayana Francesa y Surinam.

Región de variada e inmensa biodiversidad, con un sinfín increíble de seres vivos. Un tercio de todas las especies conocidas se encuentran ahí.

Todas las fuentes consultadas coinciden y documentan características y entramados de este inmenso espacio del mundo que abriga alrededor de 16 000 especies distintas de árboles. La primera capa de selva, se le conoce como emergente, con arboledas de hasta 60 metros de altura. Luego le sigue la capa llamada dosel, con los de aproximadamente 30 metros de altura. La tercera es el sotobosque y la forman arbustos y plantas que pueden llegar a crecer más de tres metros de altura.

De este verde universo se obtienen medicinas. Se estima que un 70 por ciento de las plantas sirven para combatir el cáncer y provienen precisamente de la selva Amazónica y de seguro tal número pudiera quedar pequeño en cualquier momento ante nuevos descubrimientos.

Las plantas absorben CO2 (dióxido de carbono) y nos dan oxígeno. Bueno, pues el 20 por ciento del oxígeno que respiramos se produce y purifica en esta gran selva. Con razón sobrada se le nombra “el pulmón del planeta”.

La Amazonía es el ecosistema con mayor diversidad de aves del planeta, alrededor de 3 800 especies la habitan. Algunas de las más conocidas son el tucán, el guacamayo azul, el águila harpía.

¡Los reptiles que moran aquí son de película! y si no lo crees échale un vistazo a la anaconda, serpiente más grande del mundo, gigante que comparte la jungla con numerosas especies de tortugas, caimanes y cocodrilos. Es el hogar de más de 2 y medio millones de especies de insectos.

Por otra parte, el río Amazonas es refugio de una diversidad acuática enorme, no se puede ni contar, muchas endémicas, o sea únicas de esa región, por ejemplo: el arapaima, pez de agua dulce descomunal, mide 2.5 metros de largo. Es el afluente en el que también habitan las pirañas, especie temida por sus dientes afilados, poderosas mandíbulas y gusto por la carne fresca.

Las selvas húmedas tropicales son un gran almacén de agua. El 20 por ciento del agua dulce de todo el planeta se encuentra en la Amazonía. También es el entorno de algunos mamíferos acuáticos, como el delfín rosado, la nutria gigante y el manatí.

Los anfibios de esta zona son variados y numerosos, entre ellos están las ranas dardo, con colores espectaculares, pero también con toxinas mortíferas en la piel.

No podemos dejar atrás a los mamíferos, aquí merodean jaguares, pumas, venados, osos hormigueros, perezosos, tapires, capibaras (roedor viviente de mayor tamaño y peso de la naturaleza) y varias especies de monos.

En fin, un mundo espectacular, que precisa cuidado y atención, que no se puede perder por descuidos y desidias. Es un regalo natural necesario.


Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye