0
Publicado el 7 Julio, 2021 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Accesorio milenario

Sobre pañuelos y el uso que se hace de ellos, indaga Javier Fernández, de La Habana
Compartir
Accesorio milenario.

El pañuelo, antiquísimo e insustituible objeto. (Foto: clearancesale2021.ru).

A cargo de YAMILA BERDAYE

Accesorio imprescindible en una lista de compras y es que siempre está presente en casa, o la oficina, y como parte de la ropa que se usa diariamente. Incluso, son acompañantes de lujo en el paso de una gripe.

Hace miles de años, los romanos nombraron assudaria a una especie de tela que llevaban en los bolsillos y utilizaban para secarse el sudor de la frente durante los grandes festines a los que asistían.

Tiempo después, el pañuelo de bolsillo como lo conocemos ahora apareció en Italia y aunque existían en diversas formas (rectangulares, redondas y triangulares), el diseño cuadrado y de tela lisa fue popularizada por el rey Luis XVI, de Francia. El bordado del nombre o las iniciales de quien lo portaba le añadió un toque de galantería y coquetería.

No fue hasta el siglo XIX que surgieron los pañuelos de papel, que poco a poco fueron relegando a los de tela por ser prácticos y considerarse de mayor higiene.

Son muchos los países en los que las personas los prefieren desechables. Existen cantidad y variedad de opciones de ellos. Los más adquiridos son los de mejor acabado, como por ejemplo: dimensión: ancho y largo de cada hoja, blancura: da percepción de mayor limpieza o calidad, resistencia en seco y húmedo, capacidad de absorción: cuánto líquido retienen.

De ahí que todos los pañuelos no sean iguales. De la diversidad que existe los hay incluso específicos para cada tipo de padecimiento o uso, los cuales te pueden ayudar a combatir o aliviar síntomas específicos causados por enfermedades de vías respiratorias.

Encontramos antiviral, esos son de tres hojas con activos que eliminan del pañuelo el 99.9 por ciento del virus, evitando así la contaminación cruzada. De cuatro hojas con microcápsulas de mentol que salen al frotar el pañuelo y son útiles para liberar la nariz de la congestión.

En fin en materia de pañuelos se ha evolucionado, sin olvidar la premisa de ser accesorio milenario e indispensable. En nuestro país, nos va bien con los de tela y son igual necesarios, imprescindibles.

Compartir

Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye