0
Publicado el 7 Octubre, 2021 por Yamila Berdaye en Le contesta Bohemia
 
 

Buscando salud

Compartir
dieta

Es necesario velar por el sistema inmune para que trabaje en óptimas condiciones. Foto: aarp.org

A cargo de Yamila Berdaye

Las medidas sanitarias que utilizamos en tiempos de Covid 19 pudieran ser eficaces en todo momento para evitar enfermedades y tener un sistema inmune adecuado, de esta manera tendrían validez para siempre: el cubrebocas, lavado de manos y un adecuado distanciamiento entre las personas.

Aclaran los médicos que cuando los sistemas de sincronización del cuerpo humano están desincronizados, los órganos esenciales se ven comprometidos y se reduce la potencia del sistema inmune.

La alteración circadiana debilita el sistema inmunológico y hace que un virus sea más difícil de vencer, explica Satchin Panda, profesor de Biología Regulatoria en el Instituto Salk de Estudios Biológicos en California.

Uno de los pilares del sistema inmune se levanta sobre una dieta saludable, balanceada. Además de consumir los nutrientes esenciales para el funcionamiento regular del organismo, el sistema inmune posee una relación estrecha con la diversidad de las miles de millones de colonias de bacterias que forman parte de la microbiota humana, alojadas principalmente en el intestino.

En palabras de Tim Spector, profesor de Epidemiología Genética del King’s College de Londres, “investigaciones recientes han demostrado que el microbioma intestinal juega un papel esencial en la respuesta inmune del cuerpo a las infecciones y el mantenimiento de la salud en general. Además de ayudar en la defensa contra organismos infecciosos como los coronavirus, un microbioma intestinal saludable también ayuda a prevenir reacciones inmunológicas peligrosas, que pueden dañar los pulmones y otros órganos vitales”.

Por otra parte recuerdan los científicos que está comprobado que el estrés es un enemigo del bienestar y cuando se trata de salud, pasar la mayor parte del tiempo bajo tensión es una forma efectiva de debilitar a cualquier sistema inmunológico.

Aunque el estrés funciona como un mecanismo evolutivo para afrontar situaciones apremiantes, el exceso en la producción de cortisol puede afectar al sistema inmune, además de causar otros problemas digestivos, cardíacos e incluso cerebrales.

Por último, recomiendan evitar multivitamínicos y tratamientos similares, a no ser que sean indicados por médicos especialistas, debido a que lo que las personas ingieren por decisión propia para reforzar su inmunidad puede que no aumente la capacidad del sistema y solo tengan efecto placebo.

Compartir

Yamila Berdaye

 
Yamila Berdaye