0
Publicado el 31 Marzo, 2017 por ACN en Medio ambiente
 
 

Enero-marzo: etapa de menor escurrimiento en el cuatrienio

Para ilustrar a la población santiaguera el complejo panorama existente, se informó que al comenzar el 2017 los embalses de la provincia se encontraban al 47 por ciento de su capacidad y casi al cierre de marzo esa cifra bajó en 7,2 por ciento
Compartir
Enero-marzo: etapa de menor escurrimiento en el cuatrienio.

La prolongada sequía afecta a todos los municipios de la provincia; las escasas precipitaciones, altas temperaturas y elevada evaporación, impactan de manera negativa en las fuentes de abasto.

Por MARLENE MONTOYA

Foto: MIGUEL RUBIERA JUSTIZ

El primer trimestre que hoy concluye resultó el de menor escurrimiento de las aguas que deben llegar a las fuentes de abasto de la provincia de Santiago de Cuba en los últimos cuatro años, al compararse con igual etapa.

Directivos de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico en este territorio oriental, precisaron en Panel Informativo que en marzo solo fue del 4,5 por ciento.

Ello, explicaron, provocó que los 11 embalses se encuentren al 39,8 por ciento de su capacidad total de llenado y que la mayoría esté por debajo del 50 por ciento.

Se exceptúan Protesta de Baraguá, al 52 por ciento, que abastece la cabecera del municipio de Mella, Mícara que lo hace a la de Segundo Frente, con el 85 por ciento, y Joturo, en Songo-La Maya, al 55.

Según los especialistas del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos continúa siendo crítica la situación de los que entregan a la ciudad como Gilbert y Gota Blanca, ya que Charco Mono y Parada están agotados.

En el caso de los encargados de proveer el preciado líquido a la urbe de Palma Soriano están al 15 por ciento, indicaron.

Para ilustrar a la población el complejo panorama existente, se informó que al comenzar el 2017 los embalses de la provincia se encontraban al 47 por ciento de su capacidad y casi al cierre de marzo esa cifra bajó en 7,2 por ciento.

Toda el agua que recibe la capital provincial proviene de la presa Carlos Manuel de Céspedes, en Contramaestre, por el Trasvase Mogote, que por dos conductoras llega hasta Gilbert y desde ese embalse al sistema Quintero.

La prolongada sequía afecta hoy a todos los municipios, siendo la situación actual de escasas precipitaciones, altas temperaturas y elevada evaporación, todo lo cual impacta de manera negativa en las fuentes de abasto.

Por eso se aplican las medidas emergentes que imponen cada etapa, con inversiones y acciones para mitigar los daños por la prolongada ausencia de las lluvias. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN