0
Publicado el 29 Marzo, 2017 por ACN en Medio ambiente
 
 

No están cruzados de brazos los campesinos avileños

La cantidad de productos recolectados fue insuficiente, pero significa un paso de avance en una provincia donde están paralizadas unas 400 estaciones de bombeo de agua, principal técnica para que haya rendimientos aceptables
Ante la sequía, no están cruzados de brazos los campesinos avileños

Diversos cultivos de viandas, hortalizas, granos y frutales han sido afectados por la carencia de lluvia y las altas temperaturas. (Foto: Granma.cu).

Por JULIO JUAN LEANDRO

La producción de más de 330 mil toneladas de alimentos agrícolas por los campesinos de Ciego de Ávila en los últimos 14 meses, es una prueba de que no creen en sequía en el territorio más afectado por ese fenómeno natural.

El volumen cosechado representa el 66 por ciento del total de las viandas, hortalizas y granos acopiados y el cinco por ciento de sobrecumplimiento de lo previsto, dijo a la Agencia Cubana de Noticias Hanoi Sánchez Medina, presidente aquí de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

La cantidad recolectada fue insuficiente, pero significa un paso de avance en una provincia donde están paralizadas unas 400 estaciones de bombeo de agua, principal técnica para que haya rendimientos aceptables.

A la escasez de precipitaciones se unieron el año anterior las altas temperaturas, que dañaron la papa, el tomate, algunos frutales, el maíz y el arroz, este último al no disponerse del suficiente recurso hídrico de un cultivo que está en manos de los campesinos en el ciento por ciento de las plantaciones.

Desde enero del 2016 hasta el cierre de febrero pasado, las cooperativas de crédito y servicios y de producción agropecuaria aportaron a la industria láctea más de 13 millones de litros de leche de vaca, el 80 por ciento de la totalidad comercializada en la provincia, no obstante la extendida aridez.

La empresa agropecuaria Arnaldo Ramírez, del municipio Primero de Enero, tiene paralizadas totalmente seis sistemas de riego y 24 turbinas eléctricas para darle prioridad en el vital líquido al poblado cabecera y otros lugares, informó Jorge Maceo Lorenzo, director de la entidad.

Esa municipalidad del nordeste avileño es la más conmovida de la provincia por su gran sequedad, fundamentalmente en los sectores hidrogeológicos número Nueve y 11, razón por la cual se prevé trasladar siembras a otras áreas no tan graves como las referidas, agregó Maceo Lorenzo.

La escasez de lluvias también ha provocado bajos rendimientos en los cañaverales de los cuatro centrales, además del potencial de las presas naturales, artificiales y el manto freático, mientras continúa la perforación de pozos de recarga en la zona sur avileña para contrarrestar la intrusión salina.


ACN

 
ACN