0
Publicado el 2 Abril, 2017 por ACN en Medio ambiente
 
 

Enfrenta la sequía la agricultura santiaguera con diversas acciones y recursos

Las medidas crediticias y financieras implementadas por el Banco Central de Cuba y el ministerio de Finanzas y Precios favorecen la rehabilitación de estructuras, a lo que se suma el aseguramiento a mil 823 productores contra el riesgo de sequía, con pólizas por más de 330 millones de pesos
Enfrenta la sequía la agricultura santiaguera con diversas acciones y recursos.

La mayor cifra de regadíos se encuentra en el polo productivo de Laguna Blanca, en el municipio de Contramaestre, responsable de satisfacer casi el 65 por ciento de la demanda de los más de 500 mil habitantes de la ciudad de Santiago de Cuba (Foto: acn.cu).

Por MARÍA ANTONIA MEDINA TÉLLEZ

El sistema de la Agricultura en la provincia de Santiago de Cuba enfrenta la intensa sequía con recursos y acciones para mitigar los daños, aprovechar eficientemente la irrigación y economizar portadores energéticos.

Ese fenómeno encuentra unidades de base en plena recuperación productiva y económica y con modernos equipos e implementos para asegurar el incremento de la siembra, la producción y la comercialización agropecuaria.

Las medidas crediticias y financieras implementadas por el Banco Central de Cuba y el ministerio de Finanzas y Precios favorecen la rehabilitación de estructuras, a lo que se suma el aseguramiento a mil 823 productores contra el riesgo de sequía, con pólizas por más de 330 millones de pesos.

William Hernández, delegado de la Agricultura en el territorio,  destacó la creación de facilidades a los agropecuarios, desde la demanda y acercamiento de insumos superior en un 18 por ciento, hasta la capacitación de técnicos y especialistas.

Dijo que un déficit de lluvias ocasiona bajos rendimientos en los cultivos varios, plátano y leche de vaca y obliga al traslado de agua a rebaños vacunos que alternan con las hectáreas (ha) de pastos y forrajes, más las plantas proteicas sembradas preventivamente como la morera, moringa o titonia.

Por ahora, señaló, se mantienen los nublados y muy escasas lluvias en los campos de Santiago de Cuba, pero preparan la tierra para aprovechar al máximo la siembra de primavera con la humedad del suelo y se prevé el crecimiento en cifras que superan las cinco mil hectáreas en viandas, granos y hortalizas. Bajo riego son más de dos mil 740 ha, de las cuales mil 568 tienen valor de uso, por el agotamiento de las fuentes.

La mayor cifra de regadíos se encuentra en el polo productivo de Laguna Blanca, en el municipio de Contramaestre, responsable de satisfacer casi el  65 por ciento de la demanda de los más de 500 mil habitantes de la ciudad de Santiago de Cuba.

Plantar en áreas de rotación e intercalar cultivos son otras medidas, mientras que el movimiento de la Agricultura Urbana en el uso de patios y otros espacios se adecuó a la actual situación, con el incremento de técnicas agroecológicas que sustentan producciones cíclicas.
Hernández destacó las 251 instalaciones ganaderas ejecutadas en varias localidades con impacto en la entrega a la industria de más de dos millones de litros de leche de vaca, búfalas y cabras.


ACN

 
ACN