0
Publicado el 13 Julio, 2017 por ACN en Medio ambiente
 
 

Decisiva la tecnología ante cambio climático

Proteger los valiosos recursos naturales de la vasta zona de la Ciénaga de Zapata -738 mil 482 hectáreas de extensión-, y garantizar mayor seguridad a sus más de nueve mil 200 pobladores distribuidos en 16 comunidades, varias de ellas remotas, son objetivos de las medidas para hacer frente al fenómeno de alcance global
Ciénaga de Zapata.

(Foto: http://natural-cuba.com)

Ciénaga de Zapata, Matanza.-Plantas potabilizadoras de agua, modelos digitales del terreno y otras tecnologías contribuyen hoy a la estrategia de adaptación y mitigación ante los efectos del cambio climático en el mayor y mejor conservado humedal del Caribe insular.

Proteger los valiosos recursos naturales de esta vasta zona de 738 mil 482 hectáreas de extensión, y garantizar mayor seguridad a sus más de nueve mil 200 pobladores distribuidos en 16 comunidades, varias de ellas remotas, son objetivos de las medidas para hacer frente al fenómeno de alcance global.

Jorge Luis Jiménez, especialista del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), refirió a la prensa que como parte del macroproyecto en Cuba sobre el cambio climático, se diseñaron escenarios futuros para los años 2050 y 2100 en este paraje natural.

Uno de los vacíos de información era la falta de puntos de la red geodésica del país, en este sentido se trabajó, al trasladar puntos de primer orden mediante el uso de GPS diferenciales desde la autopista nacional, también empleamos un dron para establecer cotas de nivel, detalló Jorge Luis.

Jiménez comentó que una parte del gran humedal ya fue modelada digitalmente, y dicha información se integrará a los resultados del macroproyecto para conocer con mayor precisión las posibles afectaciones a causa del clima.

Otros aportes se relacionan con la instalación de plantas potabilizadoras de agua para el consumo humano durante el presente año, en las comunidades de Bermeja, Helechal, Guasasa, Cayo Ramona y Santo Tomás, para hacer frente al problema de la intrusión salina por el ascenso del nivel del mar.

También brindamos capacitación a los pobladores, porque el cambio climático es ya una realidad, apoyamos con algunos recursos como sistemas de riego por goteo, de manera que la producción de alimentos se haga con el menor consumo de agua, aseguró el experto.

Inculcamos en los organismos las técnicas de ahorro de agua y de electricidad, por ejemplo, el sector turístico cuenta con calentadores solares en sus instalaciones, y se prevé montar en el humedal un polígono para contribuir al empleo de fuentes renovables de energía, incluso transporte solar, anunció Jiménez. (Roberto Jesús Hernández Hernández/ACN)

Guardar


ACN

 
ACN