0
Publicado el 31 Julio, 2017 por ACN en Medio ambiente
 
 

Hanabanilla: Un paraíso guardado por las montañas

El único embalse intramontano de Cuba, además de agua, alberga historias, capaces de asombrar al visitante y de enorgullecer a sus pobladores

Presa Hanabanilla.Foto: cmhw.cu

Mairyn Arteaga Díaz

Manicaragua, Villa Clara,  jul (ACN) Cuando el calor tropical arrecia en los meses de verano, en Cuba, nada mejor que subir al monte y revivir con aire frío de montaña, fresquito de árboles que se empinan al cielo.

Villa Clara, enclavada en el corazón mismo de la Isla, posee un paraíso resguardado por las lomas, Escambray lo llaman algunos, con varias zonas especializadas en el turismo de sendero, ideal para las escapadas del bullicio urbano y agotador.

Allá arriba, entre lo natural se extiende el único embalse intramontano de Cuba, el Hanabanilla, que, además de agua, alberga historias, capaces de asombrar al visitante y de enorgullecer a sus pobladores.

Cuentan que hubo una época, en que los ríos corrían libre dentro del valle, y en la distancia se alzaba un poblado bajo el nombre de La Siguanea, pero que fue necesario deshabitarlo para construir la central hidroeléctrica.

Las labores comenzaron alrededor de 1952, a cargo de una compañía norteamericana; sin embargo en 1959 sólo se encontraban a un 50 por ciento y no se inauguró hasta 1963.

Allá arriba, el paisaje es idílico y la gente noble y la vista se enternece entre tanto verde y belleza genuina; un sitio en el que coexisten el entorno de Río Negro y el área protegida La cueva de la vieja, que debe su nombre a un personaje local.

El lugar contiene parajes que hacen de la visita un anhelo, aún más si se atropellan los días de la canícula en esta parte de la nación.


ACN

 
ACN