0
Publicado el 11 Agosto, 2017 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Cuba y PNUD marcan pautas en la preservación de paisajes montañosos

La propuesta tiene en cuenta intereses económicos en función de la conservación de la flora y la fauna en cuatro macizos montañosos del occidente, centro y oriente de la nación caribeña, ocupando el 13 por ciento del territorio nacional
Parque Nacional Pico Turquino, manantial de encantos.

Amanecer en el Parque Nacional Pico Turquino.

Sancti Spíritus, Cuba, 11 ago (PL) El proyecto Conectando paisajes, iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) y la oficina del PNUD en Cuba, impulsa hoy la protección de la biodiversidad montañosa en las regiones más vulnerables de la isla.

Con el objetivo de aumentar la capacidad de esos ecosistemas para generar bienes y servicios naturales, mejorar la calidad de vida de los pobladores de la montaña y mitigar la pérdida de diversidad biológica, esta iniciativa se confirma hoy como una de las más significativas en Cuba para enfrentar el cambio climático.

La propuesta tiene en cuenta intereses económicos en función de la conservación de la flora y la fauna en cuatro macizos montañosos del occidente, centro y oriente de la nación caribeña, ocupando el 13 por ciento del territorio nacional.

Las cordilleras de Guaniguanico en Pinar del Río y Artemisa; Bamburanao en Sancti Spíritus y Villa Clara; Guamuhaya en Sancti Spíritus y Cienfuegos, y Nipe-Sagua-Baracoa en Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo conforman la distribución geográficas del proyecto.

Según explicó a Prensa Latina Leonel Delgado, delegado del Citma en Sancti Spíritus, el proyecto se centra precisamente en las regiones montañosas por considerarse las más vulnerables y con mayor biodiversidad en Cuba.

La provincia de Sancti Spíritus, en la zona central de la isla, constituye el territorio con mayor grado de complejidad para el ordenamiento ambiental, pues los ecosistemas considerados vulnerables se extienden por cuatro municipios.

Aquí se encuentran dos de los macizos montañosos incluidos en Conectando paisajes: Guamuhaya y Bamburanao, reconocidos por el alto endemismo de la flora y la fauna y su colorida biodiversidad.

Entre los atractivos de la naturaleza que sobresalen en las montañas espirituanas destacan el Parque Nacional Topes de Collante, la Reserva Ecológica Alturas de Banao y el Área Protegida de Recursos Manejados Jobo Rosado.

Según los especialistas, el enfoque de paisaje propone un nuevo paradigma para la salvaguarda del medio ambiente al sumar a la comunidad como parte de ese contexto con el objetivo de conocer las herramientas para convivir y desarrollarse de manera sostenible en las montañas.

Así lo confirmó además Myrta Kaulard, representante del PNUD en Cuba, quien en 2015 catalogó el naciente proyecto como una perspectiva novedosa y retadora que incluiría, no solo la colaboración de varios sectores del país, sino también la participación de los pobladores.


Prensa Latina

 
Prensa Latina