0
Publicado el 7 Agosto, 2017 por ACN en Medio ambiente
 
 

Cueva de los Panaderos, un tesoro de la geografía en Holguín

Este accidente geográfico, de la era mesozoica, está compuesto por diversas galerías, las cuales descienden en un recorrido de más de más de 32 metros hasta el nivel del mar, hacia un río subterráneo donde habitan varias especies de la fauna

La Cueva de los Panaderos constituye uno de los principales atractivos arqueológicos del patrimonio de Gibara, ciudad costera ubicada al norte de la provincia de Holguín. ACN FOTO/Juan Pablo CARRERAS

Eileen Molina Fernández

Holguín, 6 ago (ACN) La Cueva de los Panaderos, ubicada en el municipio de Gibara, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Holguín, constituye un tesoro en la geografía de ese territorio, conocido como la Villa Blanca de los Cangrejos.

Este accidente geográfico, de la era mesozoica, está compuesto por diversas galerías, las cuales descienden en un recorrido de más de más de 32 metros hasta el nivel del mar, hacia un río subterráneo donde habitan varias especies de la fauna.

El grillo de las cavernas, el seudoescorpión y diferentes especies de murciélagos, sobresalen entre las variedades adaptadas a la vida dentro del reservorio natural, explorado por primera vez en el siglo XIX.

Referente para el estudio de la vida y las costumbres de los aborígenes cubanos, la cueva atesora en sus paredes, pictografías hechas por miembros de estos grupos, que poblaron el oriente de Cuba durante la comunidad primitiva.

Lourdes Pérez, especialista del Departamento Centro-Oriental de Arqueología, explicó a la ACN que los pictogramas describen figuras geométricas dibujadas con arcilla roja, carbón vegetal y hematita, un curioso mineral semejante al hierro, que los aborígenes disolvían en agua y aplicaban con los dedos o pinceles rústicos.

Actualmente, precisó Pérez, se desarrolla un estudio para determinar la antigüedad y el estado de conservación de los estudios y explorar en otras zonas como el municipio de Banes, la capital arqueológica de Cuba.

Hoy la Cueva de los Panaderos, trasciende las fronteras nacionales, al insertarse dentro del sendero espeleoarqueológico Doctor Antonio Núñez Jiménez, el cual recuerda al científico cubano y constituye uno de los principales atractivos turísticos de esa zona geográfica.


ACN

 
ACN