0
Publicado el 26 Agosto, 2017 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Deja Harvey grandes inundaciones y cortes de energía en Texas

Huracán Harvey, daños en Texas, EEUU.

(prensa-latina.cu)

Washington, 26 ago (PL) Alrededor de 300 mil hogares y negocios están hoy sin energía eléctrica en el estado norteamericano de Texas, horas después de que el huracán Harvey tocara tierra el viernes a unos 48 kilómetros al noreste de Corpus Christi.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) informó que Harvey se ubicaba a las 10:00 (hora del Este) a 35 kilómetros al oeste de la ciudad de Victoria y 130 kilómetros al este-sureste de San Antonio, Texas con vientos sostenidos de hasta 120 kilómetros por hora, lo que lo ubica como Categoría Uno en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco.

Mantiene una velocidad de traslación de cuatro kilómetros por hora en dirección norte y según el NHC, se debilitará en las próximas horas por lo que es probable se convierta en una tormenta tropical esta tarde, aunque se esperan acumulados de lluvias de hasta más de dos metros en algunas áreas.

El meteoro, el más potente en golpear a Estados Unidos en 13 años, amenaza a la ciudad de Houston, la cuarta urbe más grande del país, donde miles de personas se vieron afectadas por los fuertes vientos y lluvias torrenciales, aunque hasta el momento no se han reportado víctimas.

Voceros del departamento de Justicia Criminal de Texas informaron que evacuaron a unos cuatro mil 500 reclusos de tres prisiones en la localidad de Brazoria, al sur de Houston, debido a las inundaciones por la crecida del río Brazos, producto de las precipitaciones.

Harvey es el ciclón más intenso en azotar Texas desde el huracán Carla en 1961, y clasificó como el décimo octavo huracán más fuerte que llega al país desde 1851 y el noveno más poderoso en Texas.

Este evento fue la primera prueba de enfrentamiento de situaciones de emergencias para el gobierno del presidente Donald Trump, quien firmó una declaración federal de desastre para los condados costeros el viernes por la noche.

En la opinión pública estadounidense aún está presente la falta de acción del Gobierno federal, bajo la administración de George W. Bush, durante la respuesta tras el paso del huracán Katrina.

Ese meteoro, que afectó el estado de Louisiana el 29 de agosto de 2005, causó la muerte a más de mil 240 personas y daños materiales que superaron los 108 mil millones de dólares.


Prensa Latina

 
Prensa Latina