0
Publicado el 18 Octubre, 2017 por ACN en Medio ambiente
 
 

Árbol del corcho en el Jardín Botánico de Cienfuegos

El alcornoque, también conocido como chaparro, puede superar los 15 metros de altura, mayoritariamente en áreas de clima mediterráneo, con elevadas precipitaciones anuales, donde vive entre 150 y 250 años

Imagen ilustrativa: revistaelconocedor.com

Vismar Pupo Martínez

Cienfuegos, 18 oct (ACN) El Jardín Botánico de Cienfuegos cultiva por primera vez en sus viveros un ejemplar de alcornoque, el árbol que produce corcho, para trasplantarlo en 2018 en las áreas de exhibición, donde no hay ninguna especie de esa planta originaria de Europa y del norte de África.

Ileana Fernández, especialista en conservación de la flora en ese arboreto, dijo a la ACN que cuidan en aislamiento a la postura, como si fuera una niña, con el objetivo de llevarla en la próxima primavera a la zona abierta para las visitas del público.

El arbusto, conocido científicamente como Quercus suber, proviene de los países próximos al mar Mediterráneo, por eso el colectivo de especialistas buscará un lugar para crearle un ambiente propicio dentro del vergel, explicó Fernández.

Según la experta, lo fundamental será mejorar el suelo porque, en dependencia de las tierras de donde proceda la planta, podemos aplicar sustratos específicos para que en sus primeros años encuentre condiciones favorables.

Precisó que la postura fue donada por el Jardín Botánico de Camagüey, y cuando comiencen las lluvias de 2018, si mantiene con condiciones saludables, será introducida en las áreas de exposición junto a otras 20 nuevas especies de árboles foráneos.

De sobrevivir, como se espera, el nuevo ejemplar estará con más de mil 600 especies de árboles en el vergel de Cienfuegos, el más antiguo entre los 13 integrantes de la Red Nacional de Jardines Botánicos de Cuba, y el más visitado por turistas extranjeros.

El alcornoque, también conocido como chaparro, puede superar los 15 metros de altura, mayoritariamente en áreas de clima mediterráneo, con elevadas precipitaciones anuales, donde vive entre 150 y 250 años.
La extracción del corcho se realiza mediante el retiro de la corteza, donde se encuentra ese material que las industrias utilizan para tapar las botellas de bebidas alcohólicas, en el sellado de juntas de motores y en la confección de artículos de decoración.
Según fuentes especializadas, los mayores productores mundiales de corcho son Portugal y España, donde existen 300 empresas que generan unos tres mil 500 empleos directos.


ACN

 
ACN