0
Publicado el 26 Octubre, 2017 por ACN en Medio ambiente
 
 

Se recuperan los embalses en Guantánamo

De mediados de agosto hasta la fecha han ingresado a las represas del alto oriente cubano alrededor de 80 millones de metros cúbicos de agua, en lo cual tuvo gran responsabilidad el huracán Irma

Pablo Soroa Fernández

Guantánamo, 25 oct (ACN) El progresivo aumento del volumen de los embalses de Guantánamo garantiza reservas de agua para el período seco (noviembre-abril), subraya el parte emitido hoy por la delegación del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

De mediados de agosto hasta la fecha han ingresado a las represas del alto oriente cubano alrededor de 80 millones de metros cúbicos de agua (m3).

En opinión de especialistas en ese aumento tuvo gran responsabilidad la humedad promovida por el huracán Irma, con independencia de los daños materiales causados a Manuel Tames y Yateras, municipios cuyas cuencas hidrográficas alimentan a la represa Faustino Pérez, abastecedora principal de esta urbe.

Juan Carlos González, subdelegado adjunto del INRH, informó a la ACN que durante los dos últimos meses se recuperaron ostensiblemente, además de la “Faustino Pérez”, La Yaya y Jaibo -las mayores presas de la provincia-, inmersa ahora en su más importante obra hidráulica: el acueducto del sur de esta ciudad.

Dicha inversión, ya en sus postrimerías, en opinión del entrevistado, constituye un paliativo para el segmento meridional de la capital provincial, que vio alterado negativamente el ciclo de distribución del preciado líquido, por períodos de considerable duración, debido a la depresión en que se encontraba entonces La Yaya.

Recalcó el directivo que una nueva conductora, que ya avanza del norte de la ciudad hacia el sur, aumenta la seguridad hídrica y la calidad del agua, elimina pérdidas por salideros calculadas en 100 litros por segundo, e ilegalidades por conexiones indebidas a la red, tanto de personas naturales como jurídicas.

A la actual mejora de las redes hidráulicas la antecedió la instalación de dos tuberías concluidas el 31 de mayo de 2015, también con el propósito de mejorar la eficiencia en el abasto de agua a esta ciudad, la sexta más poblada de Cuba.

Ambas conductoras, de una longitud conjunta de 13 kilómetros, son de poliuretano de alta densidad, material de buen coeficiente de aislamiento térmico y elevada resistencia, entre otras bondades, además de constituir un ejemplo fehaciente de la adaptación de la provincia al cambio climático.

Por ellas comenzaron a transitar por gravedad mil 200 litros por segundo, desde la presa Faustino Pérez hasta el nudo 106, localizado en el llamado camino viejo a Guantánamo, desde el cual se rige la distribución del líquido hasta la Villa del Guaso y comunidades aledañas.

Actualmente ese reservorio reporta el 98,49 por ciento de llenado, posee una cobertura para 332 días, y junto a Pozo Azul y los Asientos (ambas en el valle de Caujerí), son los unicos que sobrepasan el 53 por ciento, la actual media provincial de llenado.

A esta proporción se aproxima la presa Jaibo, que acumula 58 millones de metros cúbicos, casi la mitad del área de su vaso, diseñado para guardar de una sola vez 120 millones.


ACN

 
ACN