0
Publicado el 16 Abril, 2018 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Alarmante contaminación en el aire sobre los océanos

Las muestras fueron tomadas en expediciones de un avión de investigación que viajó desde Alaska hasta Nueva Zelanda y luego a Sudamérica, Groenlandia y culminó en el Océano Ártico

telecinco.es

Washington, 16 abr (PL) Científicos descubrieron más de 400 gases diferentes y una amplia gama de partículas en el aire sobre los océanos Pacífico, Atlántico y Ártico, informó hoy en un comunicado la agencia espacial estadounidense (NASA).

Las muestras fueron tomadas en expediciones de un avión de investigación que viajó desde Alaska hasta Nueva Zelanda y luego a Sudamérica, Groenlandia y culminó en el Océano Ártico.

La misión encontró además un persistente manto de humo y polvo en el Atlántico tropical de color marrón amarillento originado en África y tan grueso que no permitía ver el océano.

Steve Wofsy, líder de la investigación, dijo que todos los cientos de sustancias químicas contaminantes medidas tenían cantidades muy altas e ilustró el perseverante manto observado en varios viajes por la zona y extendido por miles de kilómetros.

El experto comentó que lejos de tierra firme, la atmósfera sobre el océano es donde debe encontrar el aire más limpio del planeta, sin embargo en el transcurso de tres despliegues el equipo encontró y confirmó la alarmante contaminación.

Es asombroso ver tal desastre ambiental tan lejos de las regiones de origen, expresó Wofsy, y aseguró que un cuarto viaje tendrá lugar a finales de abril.

Para las expediciones se utilizan modelos computarizados que simulan el movimiento de los principales gases como el monóxido de carbono, creados por la combustión incompleta de los incendios.

También se combinan pronósticos meteorológicos con química atmosférica conocida para indicar dónde y cuándo una columna de contaminación se cruza con la trayectoria de vuelo.

Los instrumentos a bordo del avión de la NASA pueden detectar tanto el ozono como todos los gases que lo producen por reacciones químicas.

Wofsy aseguró que el seguimiento de estos despachos es solo el primer paso, después vendrá la comprensión de cómo estos contaminantes cambian a medida que se demoran en el océano.


Prensa Latina

 
Prensa Latina