0
Publicado el 10 Mayo, 2018 por ACN en Medio ambiente
 
 

Baracoa realiza su festival de aves endémicas del Caribe

El evento incluye en su cronograma talleres comunitarios, concursos y conferencias, que se extenderán hasta el 22 de mayo, fecha mundial de la biodiversidad

Foto: Radio Baracoa

Yaimara Villaverde Marcé

Guantánamo, 9 may (ACN) En el nororiental municipio de Baracoa de la mano de ecologistas y la comunidad científica local, tiene lugar este mes un Festival de Aves Endémicas del Caribe, que alcanza hoy especial significación por celebrarse el Día Internacional de la avifauna.

Fundamentalmente orientado a promover la conservación de la rica variedad de vertebrados alados en Cuba y sus hábitats naturales, el actual evento en la Villa Primada -santuario de coloridas cotorras y cateyes-, incluye en su cronograma talleres comunitarios, concursos y conferencias, que se extenderán hasta el 22 de mayo, fecha mundial de la biodiversidad.

Las acciones ambientalistas en la bien llamada Ciudad Paisaje abarcan además excursiones, muestras de trabajos científicos y de las artes plásticas, siembra de árboles, y otras iniciativas encabezadas por el Departamento de Conservación Baracoa, una de las cuatro unidades administrativas del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, Sitio Natural de Patrimonio Mundial.

El festival involucra directamente a los pobladores del lugar -mujeres, niños, campesinos-, cada vez más conscientes de su responsabilidad con este entorno, núcleo de mayor endemismo de Las Antillas, y refugio del Gavilán Caguarero, el más amenazado de los falconiformes de la Isla, avistado en 2009 aquí tras casi medio siglo sin reportes oficiales de su existencia.

Igual por estos días potencian sus actividades especialistas y técnicos de la Reserva Ecológica Baitiquirí, del municipio de San Antonio del Sur, otro de los parajes de la provincia insertos en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, y en especial en la red de Áreas Importantes para la Conservación de Aves, del programa internacional BirdLife.

En contraste con Baracoa, el polo más húmedo y biodiverso de la Isla, la región de Baitiquirí se ubica en la árida franja costera sur guantanamera, conocida como “el semidesierto cubano”, que pese a la fragilidad de su ecosistema posee también valores de interés nacional e internacional para su salvaguarda y manejo.

Esta zona constituye lugar de paso para bandadas de pájaros en estadio migratorio y es santuario de 12 especies de aves endémicas, entre ellas el gavilán colilargo.

En este entorno con características climáticas extremas, donde las lluvias no superan como promedio los 600 milímetros al año, se materializa uno de los trabajos de educación ambiental más integrales del país, y es una de las regiones cubanas incluidas en el Proyecto Tri-nacional Corredor Biológico del Caribe, que respalda también a parajes de República Dominicana y Haití.


ACN

 
ACN