0
Publicado el 6 Junio, 2018 por ACN en Medio ambiente
 
 

Azotaron a la Isla de la Juventud 62 huracanes en poco más de 200 años

El año 1909 registró la mayor frecuencia de estos eventos hidrometeorológicos con tres huracanes. En 12 años -1796, 1865, 1870, 1882, 1886, 1906, 1910, 1915, 1933, 1948, 2002 y 2004- el territorio sufrió los embates de 24 organismos, dos al año respectivamente, y en las 35 temporadas ciclónicas restantes, uno cada vez.
Azotaron a la Isla de la Juventud 62 huracanes en poco más de 200 años.

En los años transcurridos del siglo XXI, los huracanes que más daños ocasionaros fueron Michelle, Isidore, Lili, Iván y Gustav. (Foto: isladelajuventud-cuba.com).

Por ANA ESTHER ZULUETA

Un proyecto de investigación para evaluar los impactos de variabilidad climática en Cuba, permitió al equipo de meteorólogos de Isla de la Juventud asentar que en un lapso de 226 años 62 huracanes afectaron el territorio.

Edgardo Soler Torres, del departamento de Pronósticos del municipio especial, comentó que de 2014 a 2017 de conjunto con el Instituto de Meteorología se desarrolló este proyecto a partir del cual se elaboró una cronología de esos organismos tropicales que han impactado el municipio especial.

La referida Cronología establece que de 1791 a 2017, en 48 temporadas la segunda ínsula cubana recibió el azote de estos fenómenos naturales, en todos los casos de junio a noviembre, período de actividad ciclónica para el área del Atlántico, mar Caribe y Golfo de México.

Soler Torres precisó que 1909 registró la mayor frecuencia de estos eventos hidrometeorológicos con tres huracanes, en 12 años (1796, 1865, 1870, 1882, 1886, 1906, 1910, 1915, 1933, 1948, 2002 y 2004) el territorio sufrió los embates de 24 organismos, dos al año respectivamente, y en las 35 temporadas ciclónicas restantes uno cada vez.

En el período estudiado, 11 huracanes intensos (categorías III y IV en la escala Saffir-Simpson) afectaron la Isla, de ellos ocho corresponden al mes de octubre y uno a agosto, septiembre y noviembre, respectivamente, apuntó.

Agregó que cronológicamente tres ocurrieron en el siglo XIX (1844, 1846 y 1886) pero los daños humanos y materiales, a su exigua población (197 en 1819 y tres mil 199 en 1899), no fueron significativos.

Precisa que seis impactaron a la entonces Isla de Pinos en la primera mitad del siglo XX (1906, 1910, 1917, 1926, 1944 y 1948) de los cuales tres se registraron como intensos: el del 25 de septiembre de 1917, el del 20 de octubre de 1926 y el del 18 de octubre de 1944, cuyas fuerzas destructivas arrasaron con Nueva Gerona, dejaron víctimas fatales y daños a la economía.

Transcurridos 52 años sin afectaciones de esas magnitudes, Michelle (2001), Isidore y Lili (2002), Iván (2004) y Gustav (2008) marcaron la etapa de mayores pérdidas económicas registradas por el impacto de meteoros al ultramarino territorio.

El especialista subrayó que son históricamente vulnerables a los fenómenos meteorológicos la vivienda, las actividades agrícola,  ganadera,  apícola y forestal, las redes eléctricas y telefónicas, el transporte marítimo y terrestre, el polo turístico Cayo Largo del Sur y los ecosistemas marinos y costeros.

Significó que el municipio nunca ha sido azotado por un huracán categoría V, y por ser este el fenómeno natural que con mayor frecuencia provoca situaciones de desastres, obliga a mantener una labor educativa sistemática en aras de preparar a los pobladores para evitar pérdidas humanas y materiales. (ACN).


ACN

 
ACN