0
Publicado el 6 Agosto, 2018 por ACN en Medio ambiente
 
 

El erizo de las alturas

Esta peculiar cactácea constituye una de las motivaciones que propone el nuevo sendero turístico Piedra Gorda, una expedición que lleva al visitante cubano o extranjero a conocer elementos de la flora y la fauna que, por sus tipicidades, son una invitación al disfrute de un paraje natural único

Oscar Alfonso Sosa

La geografía espirituana es un espacio donde las rarezas y bellezas de las formaciones geomorfológicas y de la flora y la fauna deslumbran a estudiosos y amantes de la naturaleza.

Así sucede con el melocactus guitartti, una cactácea endémica de la región central de Cuba que planta raíces fuertes en la Reserva Florística Manejada Alturas de Fomento y con presencia distintiva en el área de Piedra Gorda, peculiar sitio en el que se le preserva con celo por ser esta una de las especies en peligro crítico.

Habitantes de zonas aledañas a la Reserva Manejada Alturas de Fomento -conocedores por excelencia de la riqueza natural del lugar- y hasta los propios especialistas se refieren al melocactus guitartti como una especie de un bello erizo de las montañas, con puntiagudas espinas alargadas y matices de colores en todo su cuerpo.

En el caso de los adultos, por ejemplo, dejan ver por breve período de tiempo, puchas rojas de donde brotan centenares de semillas negras, que aves, insectos, el viento y otros factores diseminan por el ecosistema, garantía de la reproducción de la especie.

Es precisamente Piedra Gorda, ubicada en la región noroccidental de la provincia de Sancti Spíritus, en la cuenca hidrográfica del río Agabama, uno de los dos lugares donde se materializan acciones sostenidas de manejo que reportan hoy dividendos alentadores en la recuperación de la vitalidad de los ecosistemas donde pervive, se reproduce y desarrolla el melocactus guitartti.

Monitoreos realizados por especialistas de la Empresa para la Protección de la Flora y la Fauna, con la colaboración de otros expertos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, del Cuerpo de Guardabosques y del Parque Nacional Caguanes, arrojan un crecimiento de la población adulta, un signo positivo que evidencia el grado de supervivencia y madurez de la población y su capacidad reproductiva.

De acuerdo con Yudit Martínez Hernández, especialista en conservación de la Reserva Florística Manejada Alturas de Fomento, para preservar la especie y mejorar la población que actualmente existe de la cactácea se prioriza la educación ambiental de las comunidades aledañas al ecosistema donde vive.

También se materializan estrategias para solucionar los problemas del bosque semidesiduo y de la vegetación típica que existe sobre la brecha volcánica, el hábitat del melocactus guitartti; mientras, se adoptan acciones para minimizar la ocurrencia de actividades delictivas asociadas a la tala, la caza furtiva y el uso inadecuado del fuego, añadió Martínez Hernández.

Hoy esta peculiar cactácea constituye una de las motivaciones que propone el nuevo sendero turístico Piedra Gorda, una expedición que lleva al visitante cubano o extranjero a conocer elementos de la flora y la fauna que, por sus tipicidades, son una invitación al disfrute de un paraje natural único.

En un recorrido que aproximadamente abarca unas dos horas de caminata, quienes apuesten por esta nueva opción del turismo de naturaleza podrán disfrutar además de ejemplares de madera preciosa, del avistamiento de aves y de la llamada orquídea de chocolate que allí radica adherida a las rocas.

Este es el primer sendero aprobado en la Reserva Florística Manejada Lomas de Fomento y sin dudas constituye una excelente opción que se suma a otros peculiares paisajes de la provincia espirituana, como Topes de Collantes y el Valle de los Ingenios, en el municipio de Trinidad.


ACN

 
ACN