0
Publicado el 30 Septiembre, 2018 por Redacción Digital en Medio ambiente
 
 

Indonesia, grito desesperado antes del tsunami… al menos 832 muertos (+videos y fotos)

La voz entrecortada de un tuitero registra el pánico vivido en el momento en que el agua comienza a invadir rápidamente la costa, arrastrando todo a su paso. ¡Terrible!
Indonesia bajo efectos de sismo y tsunami/ RT

(Foto: actualidad.rt.com)

La isla indonesia de Célebes, afectada este 28 de septiembre por un violento terremoto de magnitud 7,5, fue azotada posteriormente por un tsunami. La cifra de víctimas mortales se ha elevado a 832, según fuentes oficiales.

Con olas que se calcula alcanzaron varios metros de altura, las aguas arrastraron edificios y causaron una senda de destrucción a su paso.

En imágenes captadas desde el aire se observan decenas de hogares sepultados entre el fango y los escombros.

 

Sismo y tsunami en Indonesia/ RT

(Foto: actualidad.rt.com)

El fenómeno se llevó consigo árboles, hizo desaparecer calles y provocó el desplome de un puente, entre otros desastres. Las ciudades de Palu y Donggala fueron las más afectadas.

Tsunami en Indonesia/ RT

(Foto: actualidad.rt.com)

Más de 170 sismos han afectado a la isla de Célebes desde que fue devastada por ambos fenómenos naturales. Hasta el momento no ha sido posible establecer comunicación con algunas áreas de la isla, incluida la zona de Donggala, donde viven al menos 300.000 personas y donde se localizó el epicentro de los temblores.

Desesperado grito de advertencia segundos antes del tsunami

Segundos antes de que el tsunami azotara las costas de la ciudad indonesia de Palu el pasado 28 de septiembre, un hombre gritó desesperadamente para alertar a todo el mundo de la inminente llegada de las olas.

El usuario de Twitter, que observaba el mar desde un puente cerca de la playa, se percató de las enormes olas que se acercaban mientras grababa con su teléfono. De inmediato, comenzó a advertir en voz alta a todos los transeúntes y a indicar con su mano del peligro inminente que venía.

 

 

Mientras tanto, el agua invadía rápidamente la zona costera, arrastrando consigo decenas de casas y todo lo que encontraba a su paso. En cuestión de segundos el paisaje se convirtió en una marea de agua sucia y escombros. La voz entrecortada revela la desesperación y el pánico del momento.

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital