0
Publicado el 5 Junio, 2019 por ACN en Medio ambiente
 
 

En Camagüey también aparece el peligroso caracol gigante africano

Hasta el momento solo se ha identificado la especie en algunas viviendas, donde han recogido más de 300 ejemplares en varios estadios de desarrollo
Caracol gigante africano/ PL

(Foto: prensa-latina.cu)

Camagüey, 5 jun (ACN) El Centro Provincial de Gestión para la Reducción de Riesgos de Desastres de la provincia de Camagüey, confirmó la existencia del caracol gigante africano en esta ciudad, tras concluirse los exámenes correspondientes de identificación, por lo cual comenzó la aplicación del plan previsto para destruirlo y evitar su proliferación.

Roxana García Domínguez, directora de ese grupo, precisó a la emisora provincial Radio Cadena Agramonte que hasta el momento solo se ha identificado la especie en algunas viviendas en tres calles del reparto Torre Blanca, en esta urbe, donde han recogido más de 300 ejemplares en varios estadios de desarrollo, luego de una búsqueda en unas 600 viviendas en tres manzanas aledañas al foco inicial.

Tras la investigación, añadió la especialista, no se ha detectado hasta el momento en otras zonas, y agregó que un grupo multidisciplinario, acomete acciones como la capacitación de especialistas y directivos, incrementa la vigilancia y da seguimiento diario junto con la Defensa Civil.

En los barrios y centros educacionales se realizan audiencias para aumentar el conocimiento de la población, sobre los riesgos de ese tipo de molusco que afecta cientos de especies vegetales y de tener contacto con el mismo provoca graves enfermedades en las personas, como meningitis y trastornos intestinales.

Los expertos indican la no manipulación del caracol sin la debida protección, como guantes, realizar el lavado frecuente de las manos, sobre todo en caso de contacto, hacerlo a las frutas y verduras, y tratar el agua de beber según lo establecido por Salud Pública.

García Domínguez, dijo a la citada emisora, que es importante el conocimiento sobre el Caracol gigante africano, que puede alcanzar hasta 20 centímetros de largo y 10 de ancho, y se identifica con bandas longitudinales de colores claros y oscuros, matices vistosos y brillantes.

El mencionado caracol se localiza fundamentalmente sobre plantas y paredes, en elementos en descomposición y lugares húmedos y sombreados, por lo cual se llama a extremar la limpieza de patios y jardines para evitar desechos sólidos.

La citada funcionaria insistió en evitar el contacto directo con el molusco, e informar de su presencia a las autoridades sanitarias para colaborar con las acciones que se materializan para detener su proliferación.

Propagado ya por varias provincia el primer reporte de la presencia en Cuba del Caracol gigante africano data del año 2014 en La Habana, y el más reciente se registró el 23 mayo último en Holguín.

El caracol gigante africano, según una nota de Cubadebate, se encuentra entre las 100 especies exóticas invasoras más dañinas a nivel mundial por su dieta polífaga de unas 200 especies de plantas y alta resistencia a las variables ambientales y elevado potencial reproductivo.

Constituye un riesgo para la salud humana y animal por lo cual el contacto con el molusco puede provocar graves enfermedades, entre ellas bronquitis, trastornos intestinales, meningitis y encefalitis.


ACN

 
ACN