0
Publicado el 13 Junio, 2019 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Tarea Vida

Siembra de mangle vs cambio climático

Especialistas medioambientales acometen el fomento de mangle rojo en la primera línea de los litorales para frenan las penetraciones del mar y evitar la salinización de los suelos
Siembra de mangle rojo en costa sur de Ciego de Ávila/ Radio surco

(Foto: Radio Surco)

Ciego de Ávila, Cuba, 12 jun (Prensa Latina) La siembra directa de mangle en las zonas costeras es hoy una de las prioridades de esta central provincia cubana dentro de la Tarea Vida, para contrarrestar los efectos del cambio climático.

Especialistas medioambientales de Ciego de Ávila, 430 kilómetros al este de La Habana, acometen el fomento de mangle rojo en la primera línea de los litorales para frenan las penetraciones del mar y evitar la salinización de los suelos.

En la región sur, especialmente, en el parque nacional Jardines de la Reina, trabajan con rigor en el cuidado de ese ecosistema, sitio donde habitan grandes cantidades de peces, moluscos y crustáceos en estadios juveniles.

Mientras, en el sitio Ramsar Gran Humedal Norte de Ciego de Ávila, además, de la siembra, se benefician las áreas para la regeneración natural, principalmente, en el entorno de la Laguna de la Leche, la mayor albufera natural de Cuba.

Perteneciente a la Reserva de la Biosfera Buenavista, allí se plantan cuatro tipos de mangle, rojo, prieto, yana y patabán, arbustos muy afectados cuando el paso del huracán Irma en septiembre de 2017.

La reforestación en los litorales, una de las acciones contenida dentro del programa estatal Tarea Vida, está dirigida a proteger esas zonas de los fenómenos atmosféricos y de la degradación marina, por ser ecosistemas muy frágiles.

Los manglares son formaciones vegetales que permiten el desarrollo de especies del mar y costeras, porque poseen alimento, condiciones para la reproducción y refugio para evitar el ataque de los depredadores.

Además, de aportar energía al medio acuático, mediante sus hojas, ramas y raíces, las cuales pasan a formar parte del residuo acumulado en los sedimentos y resultan de gran importancia para la protección y la estabilización de las costas.

Por tal motivo el delegado del ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en el territorio, Rafael Pérez, exhortó a los habitantes de las comunidades cercanas, a velar por el cuidado y protección de ese importante ecosistema.

Para ello, incitó a elevar las campañas educativas con los estudiantes y población en general, en aras de evitar la tala y apoyar su reforestación, por constituir los manglares una barrera protectora que atenúa el retroceso de la línea de costa y las inundaciones por tormentas.


Prensa Latina

 
Prensa Latina