0
Publicado el 8 Julio, 2019 por ACN en Medio ambiente
 
 

Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente

Examinan diputados avances de la Tarea Vida en las localidades

Los miembros de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente visitaron más de 24 municipios y un número importante de consejos populares ubicados en las comunidades con los más altos indicadores de riesgo.
Comisión de Educación... Medio Ambiente/ ACN
(Foto: Claudia Corrales/ ACN)

Por Claudia González Corrales / ACN

Los avances en la implementación del Programa de Estado y Gobierno para enfrentar al Cambio Climático, conocido como Tarea Vida, en distintos territorios del país, fueron conocidos hoy en el contexto del Tercer Período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El diputado Yuri Valdés Balbín explicó ante los miembros de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, que se visitaron más de 24 municipios y un número importante de consejos populares ubicados en las comunidades con los más altos indicadores de riesgo.

De acuerdo con el ponente, como resultado del estudio se determinó que se cuenta con las herramientas necesarias para planificar y tomar de decisiones de cara al cambio climático en los municipios visitados, y que en casi todos los niveles de dirección existen objetivos específicos relacionados con la implementación de la Tarea Vida.

También se evidenció que hay un presupuesto aprobado cada año que se destina a la ejecución de actividades concretas y bien establecidas coherentes con la Tarea, y que el uso del financiamiento es continuamente chequeado.

Valdés Balbín aseguró que el Plan es un ejemplo concreto de cómo contar con estudios científicos con alto impacto social y ponerlos como documentos rectores en el trabajo de los gobiernos y sus estructuras a todos los niveles para la toma de decisiones.

Al referirse a los elementos negativos, citó al funcionamiento de las comisiones de trabajo en los gobiernos, y habló sobre la importancia de lograr una participación más activa de las Asambleas Municipales del Poder Popular, entidades y población general en la creación de una verdadera percepción de riesgo.

A modo de recomendación, propuso el perfeccionamiento de los sistemas de comunicación asociados a la Tarea Vida, haciendo énfasis en una mayor participación de las estructuras de base, con la intención de influir en los diferentes actores de la sociedad.

Destacó la necesidad de mejorar el sistema de trabajo con respecto a la implementación del Plan, y de hacer más visible, desde el presupuesto, las asignaciones a las actividades comprendidas en la Tarea Vida.

Los diputados coincidieron en que el Plan del Estado ilustra cómo desde el sector científico se puede transformar la política asociada al entorno, pero insistieron que también se debe hacer uso de las ciencias sociales para involucrar a las personas y sensibilizarlas con respecto a la problemática.

Martha del Carmen Mesa Valenciano, diputada por Santiago de Cuba, indicó que se debe hacer un uso del potencial científico en cada uno de los municipios para que estos se encuentren preparados a la hora de dar seguimiento al Plan de Estado,  habló sobre la importancia de aprovechar potencialidades para llegar a cada comunidad  y propuso la incorporación de la dimensión ambiental a todo el sistema de educación.

A dos años de la aprobación del Plan del Estado cubano para el enfrentamiento al cambio climático, se ha avanzado en la identificación de las zonas vulnerables y se emprenden acciones.

Según anteriores declaraciones de Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), se han terminado más de 100 estudios sobre vulnerabilidades y riesgos y existen unas 15 zonas priorizadas.

Algunos avances de la Tarea son el fortalecimiento de la base científica para responder adecuadamente en cada territorio, la conformación de un mapa sobre los tipos de costas, la conclusión del estudio base de la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), el vertimiento de miles de metros cúbicos para la recuperación de dunas y playas, y la conformación de zonas de baño y exposición solar.


ACN

 
ACN