0
Publicado el 11 Julio, 2019 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Primeras afectaciones en EE.UU. por tormenta tropical Barry

El Centro Nacional de Huracanes precisó que el evento climatológico avanza en una trayectoria por la cual tocaría tierra muy cerca de la desembocadura del río Mississippi
Tormenta tropical Barry/ PL
(Foto: prensa-latina.cu)

Washington, 11 jul (Prensa Latina) La tormenta tropical Barry, que se formó hoy en el centro norte del Golfo de México, provocó la paralización de casi 20 plataformas y complejos estadounidenses de producción de petróleo en esa zona, informaron autoridades.

De acuerdo con compañías de energía, cerca de un tercio de las estructuras mar adentro fueron cerradas por el fenómeno natural que puede convertirse mañana en el primer huracán de la actual temporada teniendo en cuenta los pronósticos meteorológicos.

El Centro Nacional de Huracanes precisó que el evento climatológico avanza en una trayectoria por la cual tocaría tierra muy cerca de la desembocadura del río Mississippi.

Áreas de los estados de Texas y Luisiana, incluida la ciudad de Nueva Orleans, inundada por el devastador huracán Katrina en 2005, podrían recibir de 250 a 380 milímetros de precipitaciones, indicaron los vaticinios de los expertos.

Toda la zona se llenará de agua, lo peor se prevé para el sábado, manifestó el meteorólogo David Roth, citado por reportes de prensa.

Desde ayer, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, puso al territorio en estado de emergencia con el fin de prepararse ante la situación y evitar la mayor cantidad posible de daños.

La temporada ciclónica en el océano Atlántico se prolonga del 1 de junio al 30 de noviembre, pero el último 20 de mayo se formó al sur sureste de Bermudas una tormenta subtropical, Andrea, que se debilitó enseguida y no causó daños.

También en 2018 surgió otra tormenta subtropical (híbrido entre las de núcleo frío, de invierno, y caliente, de verano), Alberto, antes del comienzo de dicha etapa.

El vaticinio actualizado de la Universidad Estatal de Colorado, que se difundió hace dos días, precisó que la actividad de la presente temporada será ‘casi promedio’, con 14 tormentas con nombre.

Así, puntualizó la fuente, se esperan dos más que el promedio anual y una por encima del pronóstico divulgado en abril pasado.

De las 14 tormentas, añadió, seis pueden convertirse en huracanes, incluidos dos de categoría tres o más en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco.


Prensa Latina

 
Prensa Latina