0
Publicado el 8 Agosto, 2019 por Notimex en Medio ambiente
 
 

Bolsonaro propicia desastre ecológico

Más de dos mil kilómetros cuadrados deforestados en Amazonia, solo en julio

El volumen entre agosto de 2018 y julio de 2019 supera en 33 por ciento la deforestación medida en los 12 meses anteriores.
La deforestación arrasa la Amazonía brasileña en julio, y Bolsonaro  tacha de falsos los datos del órgano que monitorea la cobertura forestal/ Foto: institutodeestrategia.com
La deforestación arrasa la Amazonía brasileña en julio, y Bolsonaro tacha de falsos los datos del órgano que monitorea la cobertura forestal/ Foto: institutodeestrategia.com

Brasilia, 7 Ago (Notimex).- El área deforestada del Amazonas abarcó dos mil 254 kilómetros cuadrados en julio, es decir más de un tercio del total de la deforestación en el último año, de seis mil 833 kilómetros cuadrados, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo con datos del Sistema de detección de deforestación legal amazónica en tiempo real (Deter), dependiente del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), que supervisa las acciones de deforestación, el volumen entre agosto de 2018 y julio de 2019 supera en 33 por ciento la deforestación medida en los 12 meses anteriores.

Señaló que para evitar distorsiones, los números consideran solo las tres categorías de corte de vegetación que el gobierno mismo identifica como deforestación efectiva: deforestación con suelo expuesto, deforestación con vegetación y minería.

El INPE indicó el mes pasado que la deforestación de la Amazonia creció en 60 por ciento en junio, en comparación con el mismo mes de 2018, lo que representó 762.3 kilómetros cuadrados, que equivale a dos veces el municipio de Belo Horizonte, Brasil.

En ese entonces dijo que existía una acelerada deforestación en esa zona del mundo, ya que en junio de 2018 la deforestación fue de 488.4 kilómetros cuadrados.

El informe publicado en la prensa local refirió que ‘en el acumulado de 2019, Brasil vio una reducción de aproximadamente 1.5 veces el territorio de la ciudad de Sao Paulo, dos mil 273.6 kilómetros cuadrados, es el peor registro desde 2016’.

Refirió que dentro de la comparación que se realiza cada mes, los datos mostraban una estabilidad en el primer trimestre del año, pero de abril a mayo, la deforestación dio un salto, de 247.2 kilómetros cuadrados a 735.8 kilómetros cuadrados de bosque destruido.

Caricatura de Bolsonaro a partir de la original en: http://panchocajascaricaturas.blogspot.com
(Caricaruta original en panchocajascaricaturas.blogspot.com)

Sin embargo, los datos oficiales, fueron cuestionados por el mandatario brasileño Jair Bolsonaro, quien despidió a Ricardo Galvão como director del INPE.

La Gaceta Oficial de la Unión (DOU) de este miércoles formalizó el despido de Galvão; y señaló que ‘el investigador estuvo en el centro de la controversia con el presidente sobre los datos que muestran una alta deforestación en la Amazonia.

Refirió que Galvão se unió al Inpe en 1970 y serviría hasta 2020, pero dejó la institución después de dos semanas de dimes y diretes con el gobierno debido a la información del instituto que muestra que ‘desde mayo las advertencias de deforestación en el Amazonas se han disparado, al llegar a su nivel más alto en solo un mes, desde julio desde 2015’.

El nombramiento del reemplazo de Galvão aún no se ha publicado, pero el ministro de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones (MCTIC), Marcos Pontes, con quien está vinculado el INPE, anunció que el coronel de la Reserva de la Fuerza Aérea, Darcton Policarpio Damiao, tendrá la dirección de manera interina hasta que se establezca un comité para definir una lista tripartita de nominaciones, de la cual debe salir el nombre del director en funciones.

En su cuenta de Twitter Bolsonaro publicó: ‘Dada la prensa que me ha criticado tanto por la deforestación, tenemos buenas noticias para ella: los balances de las empresas ahora se pueden publicar en sitios web, descartando periódicos. Menos roles, menos deforestación. Lo siento, menos ganancias para los periódicos’.

En declaraciones al periódico O Globo, Damiao aseguró que el instituto ‘continuará divulgando datos sobre deforestación, pero dijo que esto solo ocurrirá en situaciones alarmantes y después de que el presidente y los ministros de Medio Ambiente y Ciencia y Tecnología hayan sido informados’.

El director interino apuntó ‘que no está convencido de que el calentamiento global sea causado por la acción humana’.

Brasil alberga el 60 por ciento de la selva amazónica, que es un regulador clave para los sistemas vivos del planeta y también para la tasa de lluvia del país. Sus árboles absorben alrededor de dos mil millones de toneladas de dióxido de carbono por año y liberan el 20 por ciento del oxígeno del planeta.

El territorio amazónico incluye parte de Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y Guyana Francesa, en un área de 7.8 millones de kilómetros cuadrados, en el corazón de Sudamérica. Los bosques amazónicos cubren unos 5.3 millones de kilómetros cuadrados, 40 por ciento de la superficie mundial de bosques tropicales.


Notimex

 
Notimex