0
Publicado el 8 Octubre, 2019 por ACN en Medio ambiente
 
 

Cuba vive el mes más peligroso de su temporada ciclónica

En esos 31 días de octubre, la frecuencia de huracanes que pueden impactar al archipiélago cubano es la mayor de todo el período ciclónico en el Atlántico, que se extiende desde el primero de junio hasta el 30 de noviembre, alertaron los expertos en la más reciente edición de su boletín mensual
Huracán Irma (Foto: cubadebate)

Foto ilustrativa del Huracán Irma (Foto: cubadebate)

Octubre es el mes más peligroso de la temporada ciclónica para Cuba, principalmente en su segunda decena, advirtieron en esta capital especialistas del Centro del Clima, del Instituto de Meteorología.

En esos 31 días, la frecuencia de huracanes que pueden impactar al archipiélago cubano es la mayor de todo el período ciclónico en el Atlántico, que se extiende desde el primero de junio hasta el 30 de noviembre, alertaron los expertos en la más reciente edición de su boletín mensual.

Aclararon que también es, como promedio, uno de los meses más lluviosos del año y con él finaliza la etapa de precipitaciones que comenzó en mayo último, cuando se reportan los acumulados más significativos históricamente en correspondencia con el verano y en el que  se registran las temperaturas más altas.

De acuerdo con los autores de la publicación, la influencia del anticiclón del Atlántico, causado por enfriamiento de la superficie terrestre y por bajas temperaturas en las capas inferiores de la atmósfera, disminuye considerablemente con respecto a julio y agosto.

Un fenómeno de este tipo, unido al paso frecuente de las ondas y las bajas tropicales, así como de los primeros sistemas frontales, propicia el incremento de las lluvias, ampliaron su información.

Opinaron en ese sentido que asociados a la influencia directa o indirecta de los ciclones tropicales, suelen ocurrir eventos de grandes precipitaciones, los que determinan en gran medida los más altos acumulados en este mes.

De forma habitual, en octubre la temperatura desciende en comparación con septiembre, que se caracteriza por ser un
mes relativamente fresco.

Sin embargo, en los últimos 10 años se ha observado un incremento en las mínimas en las tres regiones del país, así como máximas por encima de la norma en occidente y cercanas a la media histórica en centro y oriente.

El Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología de Cuba calificó de normal la actual temporada ciclónica en el área geográfica del océano Atlántico tropical, que incluye el golfo de México y el mar Caribe.

Una predicción estacional de ese tipo se basa en los fenómenos atmosféricos y oceánicos que influyen en el comportamiento de ese período y ofrecen un estimado aproximado de la cantidad de sistemas tropicales que pueden surgir, según las  mismas fuentes.

Coincidieron en que al margen del probable número de organismos ciclónicos tropicales para la Cuenca Atlántica, lo más importante es estar preparados con el propósito de eliminar y disminuir vulnerabilidades, a fin de proteger la vida y los bienes de la economía popular y personal.

Además, llamaron a estar alertas frente a otros fenómenos hidrometeorológicos peligrosos, entre ellos las tormentas locales severas, las lluvias intensas, los tornados, las tormentas eléctricas y las inundaciones súbitas.(ACN)


ACN

 
ACN