0
Publicado el 14 Octubre, 2019 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

El Mediterráneo sufre el impacto del calentamiento global

El estudio también señala que en el Mediterráneo está la mitad de las 20 ciudades de todo el mundo que más se verán afectadas en el año 2050 por la subida del nivel del mar, donde vive una tercera parte de la población total de la cuenca, que asciende a 517 millones de personas.

Foto: elpais.cr

Atenas, 14 oct (Prensa Latina) Un estudio realizado por mas de 600 científicos afirma que el calentamiento global se ha acelerado hoy un 20 ciento más rápido en el Mediterráneo que en otras regiones, por lo que las temperaturas medias pueden llegar a 2,2 grados Celsius.

De acuerdo con los resultados de la investigación, presentados en la Unión del Mediterráneo, esa zona es una de las más amenazadas por el cambio climático, por lo que ciudades como Mallorca, Córcega, Barcelona y Roma registrarán temperaturas a ese nivel en los próximos 20 años.

En el Acuerdo de París, los países miembros se comprometieron a detener el calentamiento global muy por debajo de dos grados, si es posible a 1,5 grados, lo que significa que el Mediterráneo ya está fuera de esos parámetros.

Los 1,5 grados Celsius, que se espera se alcancen en otros lugares solo entre 2030 y 2050, ya se registran en la cuenca del Mediterráneo, el cual se ha calentado 0,4 grados por década desde 1985 y el nivel de sus aguas ha aumentado tres milímetros por año durante los últimos 20.

Razones que llevan a los investigadores a prever que a finales de este siglo, en algunas regiones de la zona mediterránea la temperatura podría superar los 3,8 grados, en relación con la era industrial,lo que augura crecientes olas de calor, cada vez más intensas, subraya el informe.

Asimismo, predice que este proceso vendrá acompañado de una reducción de las precipitaciones en las próximas décadas, que podría ser de un 30 por ciento en los Balcanes o Turquía, así como de un aumento de las lluvias torrenciales.

Uno de los más graves impactos de este fenómeno para la población es la salinización de las aguas subterráneas por el aumento del nivel del mar, en una región considerada pobre en agua con una población de 180 millones de personas, que consume menos de mil metros cúbicos por habitante al año.

El estudio también señala que en el Mediterráneo está la mitad de las 20 ciudades de todo el mundo que más se verán afectadas en el año 2050 por la subida del nivel del mar, donde vive una tercera parte de la población total de la cuenca, que asciende a 517 millones de personas.

Islas enteras y franjas costeras, donde viven tres de cada 10 personas de la región mediterránea, podrían desaparecer por completo ante los ojos de la próxima generación, concluye el texto.


Prensa Latina

 
Prensa Latina