0
Publicado el 22 Febrero, 2020 por DPA en Medio ambiente
 
 

Precisa atención de conservación urgente una cuarta parte de los mares

Un estudio internacional dirigido por la Universidad de Queensland (UQ), publicado en la revista 'One earth', alerta de que la comunidad internacional necesitaba aumentar rápidamente los esfuerzos de conservación marina para mantener la salud de los océanos del mundo.
Mares necesitan conservación

Foto: Notiamérica

Al menos el 26 por ciento de la superficie de los océanos necesita atención de conservación urgente para preservar la biodiversidad marina de la Tierra.

Un estudio internacional dirigido por la Universidad de Queensland (UQ), publicado en la revista ‘One earth’, alerta de que la comunidad internacional necesitaba aumentar rápidamente los esfuerzos de conservación marina para mantener la salud de los océanos del mundo.

‘Preservar una porción de hábitat para todas las especies marinas requeriría 8,5 millones de kilómetros cuadrados de nuevas áreas de conservación’, cuantifica el doctor Kendall Jones, autor principal.

‘Actualmente, un tercio de todas las especies marinas tienen menos del 10 por ciento de su área protegida –prosigue–. La conservación de las áreas que hemos identificado en nuestro estudio daría a todas las especies marinas una cantidad razonable de espacio para vivir libre de impactos humanos como la pesca, el envío comercial o la escorrentía de pesticidas’.

Los autores mapearon más de 22.000 hábitats de especies marinas y aplicaron un enfoque matemático para identificar el área mínima requerida para capturar una porción del rango de cada especie y descubrieron que el área oceánica total requerida para la conservación variaba del 26 al 41 por ciento, dependiendo de la cantidad de protección otorgada a cada especie.

Las regiones clave para la conservación son el Océano Pacífico norte cerca de China y Japón, y el Atlántico entre África occidental y las Américas.

El director de Ciencia de la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre, el científico y profesor de la UQ James Watson, señala que estos hallazgos demostraron la necesidad de mayores esfuerzos de conservación en todo el mundo.

‘Las naciones del mundo se unirán en China este año para firmar un acuerdo que guiará la conservación global durante los próximos diez años –añade–. Esta ciencia muestra que los gobiernos deben actuar con valentía, como lo hicieron para el Acuerdo de París sobre el cambio climático, si queremos detener la crisis de extinción que enfrentan muchas especies marinas’.

El profesor Watson destaca que es crucial que las estrategias de conservación global impliquen una acción rápida para proteger las especies y los ecosistemas en peligro de extinción, combinados con enfoques para gestionar de manera sostenible el océano en su totalidad.

‘No se trata solo de áreas marinas protegidas estrictas’, apunta.

‘Necesitamos utilizar una amplia gama de estrategias, como zonas de no pesca, reservas marinas comunitarias y políticas a gran escala para poner fin a las operaciones de pesca comercial ilegales e insostenibles’, añade.

Los autores enfatizan que la conservación del océano era esencial para las personas y la biodiversidad.

‘Millones de personas en todo el mundo dependen de la biodiversidad marina como una fuente crucial de alimentos e ingresos –recuerda Watson–.Un acuerdo de conservación global bien diseñado ayudará a preservar estos medios de vida en el futuro’.

 


DPA

 
DPA