0
Publicado el 25 Febrero, 2020 por Redacción Digital en Medio ambiente
 
 

Árboles que comparten agua

Una lección de resiliencia natural

El planeta se interconecta de maneras tan impresionantes que sería interminable nombrarlas una por una. Sin embargo, hay una conexión en especial que no podemos ignorar: todo proviene de los árboles, estos ancestros de la Tierra que comparten su agua para mantener vivo un bosque entero.
Resilencia de los árboles

foto: ecoosfera

El planeta se interconecta de maneras tan impresionantes que sería interminable nombrarlas una por una. Sin embargo, hay una conexión en especial que no podemos ignorar: todo proviene de los árboles, estos ancestros de la Tierra que comparten su agua para mantener vivo un bosque entero.

Los bosques han padecido uno de los peores daños en el inminente avance de la crisis climática. Miles de hectáreas y millones de árboles se han perdido con el débil intento por proteger la naturaleza; pero, de entre las cenizas parece que las plantas nos quieren mostrar cómo se obtienen verdaderos cambios.

Una publicación de la revista iScience compartió una investigación en la que un grupo de científicos lograron identificar el sistema de colaboración en el que trabajan para mantener un entorno saludable los árboles del bosque de Waitakere Ranges, ubicado en la Isla Norte de Nueva Zelanda.

tala-proteccion  bosques

foto: Leuzinger Sebastiano

Investigadores de la Universidad Tecnológica de Auckland analizaron los tocones de árboles kauri a través de equipos de monitoreo que rastreaban la savia y el flujo de agua de estos supuestos árboles sin vida.

La sorpresa llegó cuando los equipos descubrieron que el tocón de kauri absorbía agua de los árboles a su alrededor. Las raíces de los enormes vecinos de este árbol talado forman un sistema de agua tan fascinante y natural como una colonia de hormigas que trabaja en conjunto.

Aún no se ha logrado determinar cómo es que los tocones se mantienen vivos absorbiendo el agua de sus compañeros. Tal vez, la importancia de la vida se encuentra en las raíces que los mantienen conectados, ese acople que sobrevive sin importar la longitud de su tronco o ramas.

Resilencia natural

foto: ecoosfera

Esta comunidad de árboles ahora comparte sus recursos a través del sistema de raíz que se extiende a lo largo y ancho del bosque. Y es así como la naturaleza nos enseña, con una acción tan simple, los grandes beneficios de la cooperación.

Los provecho de compartir podemos disfrutarlos todos y el error será muy grave si creemos que podemos mantenernos sin los que viven a nuestro alrededor.

Hoy los árboles han salvado a otros árboles. Y pronto, si no es que ya mismo, debemos aprender esta importante lección de resiliencia natural.

(fuente: ecoosfera)


Redacción Digital

 
Redacción Digital