0
Publicado el 17 Marzo, 2020 por Redacción Digital en Medio ambiente
 
 

¿Punto de no retorno?

El Amazonas podría desaparecer en 50 años

Un trabajo, elaborado por investigadores de las Universidades de Bangor, de Southampton y de Londres revela la velocidad a la que desaparecerán los ecosistemas de diferentes tamaños, una vez que han alcanzado un punto más allá del cual colapsan, transformándose en un ecosistema alternativo.
El Amazonas podría desaparecer en 50 años

foto: E.M. Latrubesse

Un estudio publicado en Nature Communications sugiere que solo en unas pocas décadas podría ocurrir el colapso de grandes ecosistemas vulnerables, como la selva amazónica y los arrecifes de coral del Caribe.

El trabajo, elaborado por investigadores de las Universidades de Bangor, de Southampton y de Londres (todas del Reino Unido), revela la velocidad a la que desaparecerán los ecosistemas de diferentes tamaños, una vez que han alcanzado un punto más allá del cual colapsan, transformándose en un ecosistema alternativo.

En materia ecológica, los cambios de régimen son grandes, persistentes y -a menudo -inesperados en ecosistemas estables, que pueden ser impulsados ​​por bucles de retroalimentación una vez que se alcanza un “punto de inflexión”.

Se espera que la frecuencia de los cambios de régimen se incrementen como resultado del cambio climático y la degradación ambiental; sin embargo, la relación entre la velocidad del colapso de un ecosistema y su tamaño no se entiende claramente. Esta información podría ayudar a identificar oportunidades para implementar estrategias de manejo adaptativo para reducir el daño ecológico.

Los investigadores analizaron datos de informes de 4 cambios de ecosistemas terrestres, 25 marinos y 13 de ecosistemas de agua dulce y descubrieron que los ecosistemas más grandes tienden a sufrir cambios de régimen más lentamente que los más pequeños. Sin embargo, a medida que aumenta el tamaño del ecosistema, disminuye el tiempo adicional necesario para colapsar, por lo que su colapso ocurre relativamente más rápido.

Los autores utilizaron relaciones estadísticas respaldadas por modelos informáticos para estimar que un ecosistema del tamaño de la Amazonía (aproximadamente 5,5 millones de km2) podría colapsar en aproximadamente 49 años una vez iniciado. Para un sistema del tamaño de los arrecifes de coral del Caribe (alrededor de 20,000 km2), el tiempo necesario para colapsar podría ser tan pequeño como un período de 15 años una vez activado.

Los autores concluyen que la humanidad necesita prepararse para los cambios en los ecosistemas que pueden tener lugar más rápido de lo previsto.

(fuente: DICYT)


Redacción Digital

 
Redacción Digital