0
Publicado el 22 Junio, 2020 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Se acerca a Cuba la nube de polvo del Sahara

Según pronostican, se evidenciará una tonalidad lechosa predominante en el color del cielo (desaparece casi por completo el típico azul intenso) y es posible la observación de una densa bruma, que limita la visibilidad a larga distancia.

prensa-latina.cu

La nube de polvo del Sahara avanza hacia Cuba, proveniente de la Isla la Española y el Mar Caribe oriental, con una concentración muy alta de partículas en suspensión, informaron hoy meteorólogos de este país.

‘Ya se observa muy próxima a Cuba la nube de polvo del Sahara hoy lunes a las 09:30 (hora local). Se ve al sur de Jamaica, sobre La Española y Caribe oriental’, escribió en su cuenta en Twitter Orlando Córdova, especialista principal del Grupo de Pronóstico del Centro Meteorológico Provincial de Ciego de Ávila.

Según pronostican, se evidenciará una tonalidad lechosa predominante en el color del cielo (desaparece casi por completo el típico azul intenso) y es posible la observación de una densa bruma, que limita la visibilidad a larga distancia.

Especialistas aseguran que se trata de concentraciones no vistas en los últimos 50 o 60 años.

Córdova agregó en su tuit que este evento meteorológico desaparecerá de la mayor de las Antillas antes del jueves.

Durante toda la semana se desplazará al oeste, cruzando por el Caribe occidental, el golfo de México y llegará al sudeste de los Estados Unidos.

Expertos indican que dichas nubes son generadas por las tormentas de arena y polvo del desierto del Sahara y el Sahel, las cuales pueden alcanzar alturas de tres a siete kilómetros.

Una vez emergidas del continente africano, avanzan en dirección oeste bajo el flujo de los vientos alisios, propagándose por el océano Atlántico hasta alcanzar el mar Caribe, Cuba, el sudeste de Estados Unidos, México y Centroamérica.

La llegada del polvo del desierto del Sahara a esta zona geográfica traerá consigo una disminución de la lluvia y pocas probabilidades de formación de ondas tropicales en el área del Caribe.

El Instituto de Meteorología de Cuba asegura que es una situación normal de la segunda quincena de junio, todo julio y la primera quincena de agosto, por lo cual en este periodo se reportan históricamente pocos ciclones tropicales en el Atlántico.

Sin embargo, estas nubes vienen cargadas de material particulado altamente nocivo para la salud humana y contienen, además, minerales como hierro, calcio, fósforo, silíceo y mercurio, junto con virus, bacterias, hongos, ácaros patógenos, estafilococos y contaminantes orgánicos persistentes.

Ante este evento meteorológico, especialistas en salud insisten en la implementación de medidas como el uso de mascarillas para salir al exterior, proteger las fuentes de almacenamiento de agua y beber abundantes líquidos con el fin de prevenir la deshidratación. (PL)


Prensa Latina

 
Prensa Latina