0
Publicado el 10 Diciembre, 2020 por ANSA en Medio ambiente
 
 

Hay más objetos de hombre que biomasa viviente

En el último siglo la masa de objetos y obras construidas por el hombre aumentó a un ritmo récord, duplicándose cada 20 años
Compartir
Más obhetos creados por el hombre que animales y plantas

Foto en: Notimérica

ROMA 9 DIC – El año 2020 no solo es el de la pandemia sino el de otro hito histórico: la masa de edificios, calles, plásticos y maquinaria, es decir, de todos los materiales producidos por el hombre, superó a la biomasa viviente, constituida por el hombre mismo, vegetales y animales.

Esto ocurre porque en el último siglo la masa de objetos y obras construidas por el hombre aumentó a un ritmo récord, duplicándose cada 20 años.

El descubrimiento se debe a la investigación publicada en la revista Nature por el grupo del Instituto israelí Weizmann para las s, coordinado por Ron Milo.

Este dato, según Beniamino Gioli, del Instituto de Bioeconomía del Consejo Nacional de Investigación (CNR), expresa el gran impacto que el hombre está ejerciendo sobre el planeta con sus actividades: “Producir manufacturas y aumentar la cantidad de masa de los objetos construidos por el hombre tiene, en efecto, una impronta climática importante mediante las emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero”.

A partir de la primera revolución agrícola hasta hoy, observan los investigadores, el hombre por ejemplo redujo a la mitad la cantidad de biomasa vegetal, porque cambió el uso del suelo, que fue deforestado para hacer lugar a la agricultura, a otras actividades humanas y a las infraestructuras.

Otras actividades humanas, incluyendo la cría de ganado, caza y pesca excesiva, redujeron el número de animales. En efecto, el Living Planet Index, es decir el índice sobre el estado de la biodiversidad de la ONG WWF, pone en evidencia que el mundo perdió más de dos tercios de su población de animales salvajes en menos de 50 años, principalmente debido a la actividad humana.

Masa artificial supera a biomasa

Los investigadores estiman los cambios en la biomasa global y en la masa producida por el hombre desde 1900 hasta hoy, demostrando que al comienzo del siglo XX la masa de los objetos producidos por el hombre aún era mínima respecto de la biomasa viviente y era equivalente a aproximadamente el 3% de aquella, mientras hoy la masa de estos materiales supera a la biomasa, que pesa unos 1,1 billones de toneladas.

Los edificios y las calles constituyen la mayor parte de la masa artificial, seguidos por el plástico y las maquinarias.

Al respecto, el WWF en su informe “Naturaleza urbana 2020”, muestra que la cementificación avanza a punto tal que en Italia existe el riesgo de que para 2050 las áreas urbanizadas devoren un área equivalente a dos veces y medio Roma.

La investigación muestra, además, que los cambios en la producción de estos materiales corresponden a tendencias constructivas específicas, como el pasaje del uso de ladrillos al cemento en los edificios a partir de mediados de los años 50, y el uso del asfalto en las calles en los años 60.

Sin embargo, los investigadores precisan que los tiempos exactos de este fenómeno podría tener variantes. En sus cálculos, los investigadores usan solo la fracción seca, excluyendo el agua, pero si en las estimaciones se usan otros criterios el momento en que la masa de los materiales producidos por el hombre supera a la biomasa viviente puede cambiar. (ANSA)

Compartir

ANSA

 
ANSA