0
Publicado el 13 Junio, 2021 por ACN en Medio ambiente
 
 

Cuba anuncia la eliminación del consumo de gases HCFC

Compartir
planeta

La capa ozono está ubicada en el anillo exterior de la Tierra entre 15 y 50 kilómetros de la estratosfera. Foto: mapeo.onu.org.cu

13 jun (ACN) La Oficina Técnica de Ozono (OTOZ) anunció la eliminación del consumo de los gases denominados Hidroclorofluorocarburos (HCFC), una medida que contribuye a la protección de esa especie de sombrilla que preserva al planeta contra las radiaciones nocivas del Sol.

Reynaldo Alemán Záldivar, especialista de la OTOZ, explicó que destruyeron 13,35 toneladas de sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAO) en el sector productivo de las espumas.

Añadió que las sustituyeron por elementos con casi cero y nulo potencial de calentamiento terrestre, en cumplimiento de los compromisos del país de reducirlas, establecidos en 2014 en la 65 Reunión del Comité Ejecutivo del Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Recordó en ese sentido que en 2020 concluyeron el proyecto Plan Nacional de Eliminación de los HCFC en el sector de las espumas rígidas de poliuretano con polioles premezclados, dirigido y coordinado por la OTOZ, y citó el caso del poliuretano R-141b, de alto potencial de calentamiento global.

Por eso lo reemplazaron por sustancias alternativas sin contenidos de SAO y de bajo potencial de calentamiento global, como ciclopentano, que constituye un tipo de hidrocarburo.

Uno de los subsectores que más emplea el refrigerante R-141b es la producción de las espumas de poliuretano, dedicado a la fabricación de paneles continuos para la construcción, ejemplificó el especialista.

También, los discontinuos y continuos con vistas a los frigoríficos, la fabricación de equipos domésticos y comerciales, y manufactura de envases para medicamentos, entre otras aplicaciones.

En el proceso de su implementación reconvirtieron la Unidad Empresarial Básica 5, de la Empresa de Refrigeración Caribe, la Unión de Empresas Laminados Cometal (Lamcomet), y las empresa Productora de equipos de refrigeración y la Industrial Productora de Electrodomésticos (INPUD), respectivamente.

Incluye el listado el Centro de Desarrollo Automotriz (IDA), del Ministerio de la Industria Sideromecánica, donde contribuye a su modernización.

Están además, la Fábrica de Prototipo y Desarrollo, del Grupo de la Industria Electrónica, la Informática, la Automatización y las Comunicaciones (GELECT), en la que se producen respiradores artificiales utilizados en casos de pacientes infestados por la pandemia del coronavirus COVID-19.

Nacionalmente se han reducido los clorofluorocarbonos, muy usados en la refrigeración, las espumas y los aerosoles, así como la eliminación del bromuro de metilo y el tetracloruro de carbono.

Cuba recibió en 2017 en Canadá el Premio de Ozono, el mayor estímulo del Protocolo de Montreal para controlar y eliminar la producción y el consumo de sustancias de ese tipo, de acuerdo con el Doctor en ciencias Nelson Espinosa Pena, director de la Oficina Técnica del Ozono.

La Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, la mayor ciudad de la provincia de Quebec, en Canadá, entró en vigor el 1 de enero de 2019 y establece que durante los próximos 30 años se reduzca en más de 80% la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos (HFC), compuestos orgánicos empleados en acondicionadores de aire y otros dispositivos.

Sin embargo, el 1 de junio de 2017 el entonces presidente Donald Trump anunció la retirada de Estados Unidos de ese acuerdo, dadas sus promesas de campaña electoral, a pesar de ser uno de los países más contaminantes del mundo.

La capa ozono está ubicada en el anillo exterior de la Tierra entre 15 y 50 kilómetros de la estratosfera, y sirve de escudo al planeta contra las emanaciones solares, que dañan el sistema inmunológico, la vista, la piel y en general la vida de los seres humanos.

Compartir

ACN

 
ACN