0
Publicado el 10 Junio, 2021 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Lenta recuperación del Parque Humboldt tras incendio

Con el siniestro se afectó la fauna silvestre, algunos animales murieron y otros se vieron obligados a migrar
incendio

Incendio en el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, Cuba. Foto: mundo.sputniknews.com

El Parque Nacional Alejandro de Humboldt tardará una década en recuperarse luego que las llamas devoraran durante un mes mil 896 hectáreas, informa hoy la prensa local.

Juan Ruiz, director general de Minería, del Ministerio de Energía y Minas explicó que la causa del fuego fue la minería furtiva, la cual demostró lo peligrosa que resulta para esa zona boscosa ubicada en el oriente de la nación caribeña.

Puntualizó que la extracción ilegal de minerales crece cada día en lugares de la región central y oriental del país caribeño, donde se concentran residuos de explotaciones antiguas de yacimientos de oro, y hay presencia de oro aluvial.

Tal práctica daña el suelo, los cuerpos de agua, así como la flora y la fauna, unido al impacto negativo sobre la seguridad y la salud de las personas, pues se reportaron varios accidentes en el ejercicio de estas actividades, algunos fatales, comentó Ruiz citado por el diario Granma.

En tanto, reforzar el control en los territorios sigue siendo la vía más efectiva para poner freno a la minería furtiva, cuyos estragos pueden provocar, en ocasiones, efectos irreversibles, recomendó el especialista.

Rafael Wilson, experto en Protección Forestal del Cuerpo de Guardabosques en la oriental provincia de Guantánamo, explicó que el sotobosque, que integra las especies de la flora que crecen a la sombra de los pinos de 30 a 50 metros de altura sufrieron un fuerte impacto.

‘Es bueno aclarar que la minería, en sí, no requiere de fuego, pero las personas que la practican a veces se pasan más de un día excavando, buscando oro en el río, y entonces cocinan, hacen una fogata para luz y calor, y estas actividades sí pueden originar un incendio, como ocurrió esta vez’, relató Wilson citado por el diario Venceremos.

Con el siniestro se afectó la fauna silvestre, algunos animales murieron y otros se vieron obligados a migrar, dijo Wilson.

Los microorganismos también se dañaron, se perdió el nicho biológico de muchas especies, porque quemó por casi un mes y el área fue muy grande. El estrés a la flora y la fauna es incalculable: altera todos los procesos biológicos del lugar, concluyó el experto.

(Prensa Latina)


Prensa Latina

 
Prensa Latina