0
Publicado el 27 Septiembre, 2021 por ACN en Medio ambiente
 
 

Parque Nacional Alejandro de Humboldt, una de las áreas protegidas más importantes de Las Antillas

El Parque Nacional Alejandro de Humboldt atesoraba la presencia de más de 12 mil especies de animales y mil de plantas.
Compartir

 

Parque Nacional Alejandro de Humboldt, situado en las provincias de Holguín y Guantánamo

Parque Nacional Alejandro de Humboldt, situado en las provincias de Holguín y Guantánamo

En el extremo nororiental de Cuba se encuentra un lugar tan excepcional que en 2001 la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo declaró Sitio de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Una joya natural que recibió semejante título es el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, situado en las provincias de Holguín y Guantánamo, donde lleva el nombre del célebre investigador alemán (Berlín1769-1859), considerado el segundo descubridor de la Isla.

De hecho, es una de las áreas protegidas más relevantes del Caribe para la conservación de la biodiversidad, agua, suelo y otros recursos naturales en un mundo caracterizado por su belleza y serenidad.

En la práctica, es una vasta extensión de verde, palmas que se balancean en la brisa, el gorjeo de pájaros y una bahía de azul límpido, de acuerdo con la Colección Nuevos Mundos, que publicó un revelador estudio de un colectivo de autores de la instalación.

La aparente tranquilidad atesoraba la presencia de más de 12 mil especies de animales y mil de plantas, muchas endémicas; es decir, únicas del enigmático lugar, donde predomina el frío a cualquier hora por su altura desde el nivel del mar.

El Parque Nacional Alejandro de Humboldt es el núcleo de la Reserva de la Biosfera Cuchillas del Toa, distinguida también por la UNESCO, al igual que las de la Península de Guanahacabibes (Pinar del Río; Baconao (Santiago de Cuba); Buenavista (Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila); y Ciénaga de Zapata (Matanzas).

Su tamaño sobrepasaba los 700 kilómetros cuadrados, el área terrestre estaba cercana a los 685, la marítima alcanzaba los 22,5, disponía de más de 670 kilómetros cuadrados de zonas estrictamente conservadas, su altura máxima (Pico El Toldo) es de 1175 metros sobre el nivel del mar, con sus correspondientes familias que habitan en comunidades aisladas.

Un incendio de altas proporciones afectó en abril pasado cerca de 1 896 hectáreas, aunque poco después comenzaron a aplicarse acciones combinadas de reforestación y manejo de la regeneración natural en una estrategia puesta en marcha a partir de las capacidades de resiliencia de sus formaciones vegetales, según informes de análisis preliminares.

En boca de muchos, siempre ha sido vital la preservación y el mantenimiento de ese sitio de interés internacional, donde la belleza no se busca, sino que se encuentra en cada paso.

 

 

Compartir

ACN

 
ACN