0
Publicado el 28 Octubre, 2021 por Prensa Latina en Medio ambiente
 
 

Alarmantes cifras de microplásticos en el océano

Debido a la contaminación ambiental con productos plásticos, alrededor de 700 especies marinas se ven afectadas.
Compartir
Imagen ilustrativa

Imagen ilustrativa

 

Un estudio científico sostiene que los océanos ya acumulan 24,4 billones de piezas de microplástico, informó hoy una fuente especializada.
Los expertos de la investigación estimaron que dicha cantidad oscila en un peso combinado de 82 mil a 578 mil toneladas, o el equivalente a aproximadamente 30 mil millones de botellas de agua de plástico de 500 mililitros.

Según la revista Microplastics and Nanoplastics, el estudio tuvo como objetivo evaluar el verdadero impacto que tienen estas partículas en los organismos acuáticos y el medio ambiente.

Los microplásticos -de hasta cinco milímetros de tamaño- pueden viajar miles de kilómetros en mar abierto y, dependiendo de su degradación, permanecer a determinadas distancia de la superficie del océano.

Aunque se necesitan más investigaciones para saber cuáles son los efectos de los microplásticos ya varios estudios confirmaron un impacto real en la vida de las personas, que pueden sufrir de obstrucción de los alvéolos pulmonares y alterar las hormonas derivando en otros problemas como infertilidad o hipotiroidismo.

Los diminutos trozos de plástico degradado y otras fibras sintéticas relacionadas con este material se pueden filtrar en el suelo, en los peces y flotar en el aire.

De acuerdo con un informe publicado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, las personas corren el riesgo de ingerir alrededor de cinco gramos de microplástico a la semana.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, los ingredientes más tóxico del plástico son la dioxina, los éteres de difenilo polibromados, los bifenilos policlorados y los hidrocarburos aromáticos policíclicos, por citar algunos ejemplos.

Las partículas de plástico que son ingeridas pueden dañar físicamente los órganos y filtrar químicos peligrosos que alteren las hormonas, comprometan la función inmunológica y obstaculicen el crecimiento y la reproducción.

Aunque muchas personas se rehúsan a tomar agua del grifo, y prefieren la embotellada para cuidarse mucho más de un problema de salud, al final no escapan del daño porque podrían ingerir 90 mil partículas de plástico más por año, según un estudio divulgado por Environmental Science and Technology.

Debido a la contaminación ambiental con productos plásticos, alrededor de 700 especies marinas se ven afectadas.

De hecho cada año, más de un millón de aves y más de 100 mil mamíferos.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina