0
Publicado el 11 julio, 2016 por Walfrido López Gonzàlez en Mi veterinario
 
 

La raza bóxer es poco resistente a las agresiones virales y bacterianas

Le acompañan pequeños vómitos, heces pastosas fétidas y orina oscura y claro queda: me pide un diagnostico y tratamiento a seguir ¡Menudo problema!
(ocio.net)

(ocio.net)

Por el Dr. Walfrido López González

Respuesta a JUAN COCA. MARIANAO. LA HABANA.

Al interpretar su carta, todo indica su perro bóxer de seis años continua enfermo: no juega ni corre como de costumbre, ha bajado su apetito y permanece echado más tiempo de lo acostumbrado.

Le acompañan pequeños vómitos, heces pastosas fétidas y orina oscura y claro queda: me pide un diagnostico y tratamiento a seguir ¡Menudo problema!

Vayamos por partes: las infecciones intestinales del perro son frecuentes, en general, inician con estos síntomas digestivos y tienen su génesis en alimentos contaminados, lombrices intestinales, coccidias, amebas o infecciones virales que por lo general afectan a otros ladradores de la barriada.

Pueden complicar el aparato renal o viceversa, fue primero renal y luego digestivo.

La raza bóxer es poco resistente a las agresiones virales y bacterianas. Esa edad complica aun más el estado de salud porque no es casta de perros longevos.

Me cuenta fue llevado ante el veterinario que indicó un antibiótico de probada eficiencia, antieméticos vitaminas y una formulación oral contra las infecciones intestinales conteniendo sulfaguanidina, Metronidazol e inmodio.

El procedimiento terapéutico fue idóneo a partir de que su albéitar no cuenta con logística para diagnostico, pero la enfermedad progresa y ahora requiere ser sometido cuanto antes a investigaciones de heces fecales, sangre, orina y de ser posible una ecografía o radiografía para detectar anomalías en hígado, bazo, páncreas o riñones.

Si logra estas investigaciones médicas podría acercarse más a las causas; de lo contrario, no tendrá otra opción que variar el tratamiento en busca de recuperar la salud resquebrajada, tarea nada fácil ni para el paciente ni para el profesional.

Que la buena suerte le acompañe ¡Nos vemos!


Walfrido López Gonzàlez