2
Publicado el 12 Agosto, 2017 por ACN en Mi veterinario
 
 

De gatos y otros asuntos felinos

Lo cierto es que los gatos son animales domésticos con sentidos del olfato y el oído muy superiores a los de los hombres; estos, junto con avanzados receptores de la visión, gusto y tacto, los hacen uno de los mamíferos con sistema sensorial más sofisticado
La leyenda del origen de los gatos. (Foto: Supercurioso)

La leyenda del origen de los gatos. (Foto: Supercurioso)

Por Mairyn Arteaga Díaz

Santa Clara, 12 ago (ACN) Cuenta una vieja leyenda que en el Arca de Noé un buen día comenzaron a reproducirse de forma desmedida los ratones y que como en aquella época no existían gatos, la desesperación fue grande para el buen hombre.

Dicen que Noé rogó a la divinidad y como por mandamiento debió acariciar tres veces la cabeza del león, entonces con un estornudo, salió de la nariz del felino una pareja de gatos que de inmediato restableció el equilibrio de la tripulación y puso a salvo las provisiones.

Desde entonces, los gatos han acompañado a los seres humanos invariablemente, a veces dotados de poderes, en ocasiones relegados por supuestas características malignas, objetos tanto de supersticiones como de veneración.

Así, los egipcios los consideraban animales sagrados y dar muerte a uno de ellos se pagaba con la propia vida; la diosa Bastet era representada con cabeza de gato y llegaban a ser incluso momificados; sin embargo, durante la Edad Media se pensaba que eran familia de las brujas.

Lo cierto es que los gatos son animales domésticos con sentidos del olfato y el oído muy superiores a los de los hombres; estos, junto con avanzados receptores de la visión, gusto y tacto, los hacen uno de los mamíferos con sistema sensorial más sofisticado.

Se sabe también que conservan la energía durante el sueño más que cualquier otro animal, aún más cuando envejecen, los hay que pueden llegar a dormir hasta 20 horas seguidas.

Y es sin dudas la historia más conocida de estos felinos aquello de que tienen siete vidas, seguida por lo de que siempre caen de pie y en Cuba es muy utilizada la referencia a ellos cuando ocurre un hecho demasiado fortuito o único: hazle la cruz al gato, en señal de qué es difícil que se repita.


ACN

 
ACN