1
Publicado el 2 Abril, 2018 por Walfrido López Gonzàlez en Mi veterinario
 
 

¿Cómo evitar riñas entre cerdos de cría? (+ video)

Mis consejos: Un modo de evitar esta complicación es comenzar y finalizar la crianza por lote. Revise el agua que toman, la dieta y su valor nutritivo
Cómo evitar las riñas entre cerdos/ PETA Latino

(Foto: PETA Latino)

RESPUESTA A ELOY CONSUEGRA, PLACETAS, VILLA CLARA:

Usted es un villaclareño, criador profesional de cerdos, uno más entre los miles de cubanos que se parten el alma día a día para trabajar en bien propio y de la sociedad. Me hace feliz dar respuesta a problemas de crianza. Y al grano: solo cuenta con dos corrales de ocho animales.

Narra que llegados a las cien libras riñen entre sí al punto que ya tiene un muerto en la piara y pide consejos. Las riñas entre caribajos es algo común. Recuerdo en mis años mozos al recorrer temprano un enorme cebadero de 20 000 cabezas, encontraba una que otra baja por golpes. Se reconocen por hemorragias subcutáneas visibles a simple vista.

Agrego: hay enfermedades que inducen a la riña (Enfermedad de Audjesky, rabia, intoxicación por sal o nitritos), sin embargo: hay tres causas descollantes: mantener el liderazgo del grupo, hambre y sed.

Debe estar consciente si el agua es ad libitum, libre las veinticuatro horas; si la ración alimenticia se distribuye dos o tres veces diarias, es abundante y nutritiva, porque llenar los estómagos es una cosa y otra es cubrir al organismo de principios nutritivos. La mejor comida es la que resta en la canoa porque indica la saciedad.

El canibalismo en esta crianza es bastante común: cuando usted ve que se comen la cola unos a otros, es hambre o falta de nutrientes básicos. Como decía mi tío Cadencio: verde y con punticas negras ¡Guanábana!

En días de mucho frío se agrupan para sumar el calor corporal propio al de otro. Esto se acompaña de golpes de mayor o menor intensidad que pueden afectar vísceras vitales (corazón, hígado, páncreas, riñones, estómago).

En el matadero es algo de todos los días ver cerdos que sufrieron quebraduras de las costillas, columna vertebral, incluso de los miembros anteriores y posteriores.

El otro factor que pudiera incidir es el espacio vital porque si usted inicia una crianza y la termina en el mismo redil cabe la posibilidad que los ayer cerditos hoy devenidos enormes chanchos se sientan apretados y se fajen por ser líder sin motivo aparente.

Descontemos si son machos enteros o cíclanos (testículos que no descendieron).

Mis consejos: Un modo de evitar esta complicación es la norma técnica all in all out (todo lleno, todo vacío) es decir, comenzar y finalizar la crianza por lote. Si alguno muere, no se repone y si quedó rezagado, lo engorda en solitario. Revise el agua que toman, la dieta y su valor nutritivo. Tenga presente aquello de “dirín, dirondo/ de un animal con hambre/ yo no respondo.

¡Nos vemos! (WALFRIDO LÓPEZ GONZÁLEZ)

 


Walfrido López Gonzàlez