0
Publicado el 3 Junio, 2019 por ACN en Mi veterinario
 
 

Tienen buenos hábitos higiénicos...

No tan cerdos… como parecen

Algunos han navegado con suerte, debido a su simpatía e inteligencia, y viven en muchos hogares como mascotas, incluso ¨adoptados¨ hasta por famosos de Hollywood. Nada, que la suerte es loca y a cualquiera le toca
El cerdo como mascota/ Foto: ExpertoAnimal

El cerdo como mascota/ Foto: ExpertoAnimal

Por Maritza Padilla Valdés

El cerdo es uno de los animales más conocidos en todo el mundo; no por gusto fue la primera especie domesticada de la humanidad y en Cuba es tal su popularidad, que canciones le han dado jocosamente el ‘título’ de mamífero nacional.

Controvertido, es base de la dieta en muchos países, mientras que en otros resulta comida prohibida, y quizás a algunos le cause asombro conocer que el también llamado puerco, es de los ejemplares más inteligentes del planeta, según confirman páginas especializadas.

De acuerdo con esas fuentes, su fama data desde el remoto año 1500 a. C. al usarse su carne para preparar bacon y gustó tanto que se dice ya en el siglo XII algunas iglesias ofrecían un plato de ese alimento a sus feligreses a cambio de la promesa de no pelear durante un año con su pareja.

Asombroso es que puedan comunicarse entre ellos, pues estudios han identificado hasta 20 vocalizaciones diferentes, que transmiten mensajes, los cuales posibilitan hacer saber cuándo tienen hambre, por ejemplo, además de caracterizarse por ser solidarios.

De sus ¨bebés¨ se resalta su capacidad para reconocer la voz de la madre, la cual le canta a su cría, que a los dos meses de nacida ya puede identificar su nombre.

Los cubanos suelen nombrarle también cochinos, por aquello de su preferencia por revolcarse en el fango, pero coincidencia de varios sitios digitales, informan que ello obedece a la carencia de glándulas sudoríparas, en tanto sostienen, son animales muy limpios.

Acostumbran a transmitirse buenos hábitos higiénicos, como hacer sus necesidades lejos de donde comen, y aun agrupados en comunidad, establecen un lugar común donde ir a aliviarse y no dejarlo todo ‘como una pocilga’.

Ruidosos al poder gritar con más volumen que un avión supersónico, estos amigos del hombre, poseen la habilidad de nadar, y ello es apreciable entre otros sitios, en una isla deshabitada de las Bahamas, donde cuentan resulta habitual observar una especie de cerdos salvajes que se hacen a la mar con el fin de acercarse a los barcos de turistas y llevarse alimento a la boca.

El olfato es una de sus más llamativas curiosidades, al tenerlo increíblemente desarrollado, y ser 200 veces más potente que el de los seres humanos.

Calumniado por la recurrente frase de ¨sudar como un cerdo¨, son muy sociables esos animalitos que suelen dormir abrazados y tener sueños al estilo humano.

En China se les tienen mucha consideración, porque además de formar parte de su dieta, no solo figuran en el calendario chino, sino que se asocian con la virilidad y la fertilidad, de ahí sea normal encontrar estatuas del espécimen en los dormitorios de las parejas interesadas en tener hijos.

Con corta vida por el asedio de su carne, inconfundible por su sabor y aroma, se dice que del puerco se aprovecha hasta los andares; sus patas son protagonistas en cualquier potaje y bien guisadas con abundante vino, hacen las delicias en cualquier mesa, en tanto su pelo resulta ideal para fabricar pinceles en muchas latitudes.

Algunos han navegado con suerte, debido a su simpatía e inteligencia, y viven en muchos hogares como mascotas, incluso ‘adoptados’ hasta por famosos de Hollywood. Nada, que la suerte es loca y a cualquiera le toca. (ACN)


ACN

 
ACN