0
Publicado el 8 Julio, 2019 por Walfrido López Gonzàlez en Mi veterinario
 
 

Las abejas (I)

Es un insecto social que vive en enjambre formado por reinas que mantienen la reproducción, obreras que liban las flores y zánganos que no trabajan y solo se ocupan de cubrir a la reina. Por cierto, después de la cópula… esta se lo come. Así pagan caro su vagancia
Apiario en Matanzas.
Apiario en Matanzas.

Por Walfrido López González

Respuesta a GEISA ARRAZCAETA, SURGIDERO DE BATABANÓ, MAYABEQUE:

Usted está enfadada porque Con mi veterinario poco se ocupa de las abejas. Le doy la razón y de inmediato abordo el tema:

El género antofilo (amante de las flores) son insectos himenópteros con más de 20 000 especies conocidas. La de mayor importancia económica es la abeja domestica (Apis mellífera) presente en todos los continentes, menos en la Antártida. Se alimentan del polen de las flores que emplean como alimento para las larvas y néctar como materia energética.

Es un insecto social que vive en enjambre formado por reinas que mantienen la reproducción, obreras que liban las flores y zánganos que no trabajan y solo se ocupan de cubrir a la reina. Por cierto, después de la cópula… esta se lo come. Así pagan caro su vagancia.

En vida natural se alojan en oquedades de los árboles, pero el hombre, amo y señor de la Tierra, creó el apiario donde se agrupan decenas o cientos de colmenas en cajas diseñadas para una crianza en la que se aúnan tradición, arte y ciencia.

En Cuba precolombina no había abejas melíferas. Llegarían de la península de la Florida, por entonces posesión española. La apicultura siempre ha sido muy importante en la economía cubana, al punto que entre 1770-1800 la exportación de cera y miel era más importante que el café y el azúcar, solo comparable con el tabaco. Dejaba mucho dinero y los reyes de España protegían la apicultura cubana.

“La producción nacional de miel hasta los años 60 del pasado siglo osciló entre 3 500–5 000 toneladas anuales, que siempre se exportaron porque el consumo interno es reducido. En 1983 logramos producir 10 000 toneladas”. (Doctora. Mayda Verde, médico veterinario de la Sociedad de Higiene de los Alimentos, especializada en enfermedades de las abejas, dirige el Consejo Científico Veterinario en Cuba).

Para consumir la miel, primero hay que decantarla, separando la cera e impurezas en plantas industriales o de modo artesanal. (Continuará.)


Walfrido López Gonzàlez