0
Publicado el 16 Septiembre, 2019 por Walfrido López Gonzàlez en Mi veterinario
 
 

Gatos y escritores

La celebridad mayor entre los gateros cubanos la ocupa Ernest Hemingway, Premio Nobel de Literatura 1954

Respuesta a ÁNGEL ORILLE, CERRO, LA HABANA:

Hemingway con uno de sus gatos
El ganador del Premio Pulitzer en 1953 por «El Viejo y el Mar» era un auténtico amante de los gatos y llegó a tener decenas de ellos. Incluso cuentan que dormía con varios de ellos y que a cada uno los bautizó con nombre originales, como Mister Feather Puss, Crazy Christian, etc. /En https://mott.pe/noticias/conoce-los-magnificos-gatos-polidactiles-de-ernest-hemingway/mott.pe

Por Dr. Walfrido López González

Cierto, existe cierto grado de afinidad entre los escritores y los gatos. Algunos sostienen que este vínculo radica en el carácter solitario, sedentario e individualista de ambos.

Tenessee Williams, Alejandro Dumas, H. G. Wells, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Edgar A. Poe, figuran en un listado, difícil de enunciar por completo.

Aclaro: nada peyorativo ser gatero en La Habana y toda Cuba. Refiere a esas buenas personas que actúan en pro de la protección de un gatico en apuros.

Entre los gateros del ayer, la gloria pertenece al cardenal Richelieu (1585-1642), ministro de la Guerra de Luis XIII. Se dice que siempre mantenía uno pequeño entre sus manos reemplazándolo por otro cuando crecía. Tenía una veintena bajo la custodia de dos cuidadores oficiales y les dejó en testamento una cifra considerable, pero tras su muerte, la guardia real realizó una matanza de la cual solo unos pocos lograron salvarse.

Entre los gateros célebres de Cuba resaltan el eminente urólogo René Uriarte, presidente fundador de la Asociación Cubana de Aficionados de los Gatos (ACAG) constituida en 1992; Dulce María Loynaz del Castillo, Premio Cervantes 1998; Eliseo Diego, Premio Juan Rulfo 2004; Carilda Oliver Labra, Premio Nacional de literatura 2007, quien nos dejó en Mini un cuento donde relata magistralmente la historia de una fierecilla que la acompañó en duras y maduras a lo largo de una década.

La pintora Zaida del Río posó en la portada de Revolución y Cultura, acompañada de sus amigos bigotudos y maulladores; sin embargo, la celebridad mayor entre los gateros cubanos la ocupa Ernest Hemingway, Premio Nobel de Literatura 1954, un norteamericano que residió en La Habana extendiendo su mano amiga a 52 gatos propios y ajenos por más de treinta años y constituye un puente entre las culturas de ambos países.

¡Nos vemos!


Walfrido López Gonzàlez